domingo 20.10.2019

El Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital de Cuenca estrena un nuevo densitómetro

El nuevo equipo de rayos X sirve para medir la densidad ósea del hueso, una prueba que está indicada principalmente para determinados procesos en los que existe riesgo de fracturas no traumáticas

El Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital de Cuenca estrena un nuevo densitómetro
El Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital de Cuenca estrena un nuevo densitómetro

El nuevo densitómetro del servicio de Radiodiagnóstico del Hospital 'Virgen de la Luz' ha comenzado a prestar servicio a los pacientes del área de Salud de Cuenca.

Este nuevo equipo de rayos X que se ha instalado en el área de Radiología del Hospital 'Virgen de la Luz' permite realizar densitometrías óseas en las que se mide la densidad de los huesos de una persona, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Se trata de una prueba que está indicada principalmente para determinados procesos en los que existe un riesgo de fracturas no traumáticas y para el diagnóstico de la osteoporosis.

Esta técnica se incorpora a la cartera de servicios de las pruebas que se efectúan en el área de Radiología del 'Virgen de la Luz' y los pacientes que hasta ahora debían ser derivados a otros centros, a partir de ahora podrán realizarse la densitometría en el Hospital de Cuenca.

Se calcula que, aproximadamente, unos 1.200 pacientes de Cuenca se someten cada año a estas pruebas que eran efectuadas con medios ajenos por una empresa privada.

Los servicios hospitalarios de Reumatología, Endocrinología, Ginecología y Medicina Interna son los que, principalmente, suelen prescribir esta prueba a sus pacientes.

La densitometría suele ser utilizada por estas especialidades para valorar el riesgo de fracturas óseas en pacientes que sufren ostopenia, fundamentalmente a nivel de columna vertebral y caderas, y también para el diagnóstico de baja densidad ósea en determinados casos de menopausia precoz.

La prueba, que hasta ahora nunca se había realizado en el Hospital, permite no sólo ver el resultado inicial, sino la evolución de ese resultado a lo largo del tiempo, con lo que se puede comprobar si esa densidad ósea ha aumentado o ha disminuido en el paciente y si se ha modificado ese factor de riesgo, y con ello elaborar un pronóstico, determinar el umbral de fracturas y favorecer los tratamientos preventivos que se correspondan.

El equipo, que se incorpora al sistema de imagen digital del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), utiliza una técnica de baja radiación y se trata de una prueba sencilla e indolora.

Más información en vídeos 
Comentarios