domingo 5/12/21

Un año después del doble crimen de Cuenca, 'El programa del verano' de Telecinco ha hablado en exclusiva con la hermana de Marina Okarynska. "Nos ha destrozado la vida", ha relatado Alina, que ha pedido la mayor pena para Morate, del que nunca tuvo una sospecha. "Al principio no entendía nada porque yo le tenía por un chico tranquilo, una buena persona", ha dicho Alina, que ha asegurado que su familia siente un gran dolor por la muerte de Laura. "Daría mi vida por estar en el lugar de Laura".

Nunca imaginaron que Sergio Morate podría matar a Marina. "Jamás me contó nada de la relación. Ni a mi, ni a mi madre, ni a nadie. Yo le dije que no me gustaba porque parecía que escondía algo y ella me dijo que era un buen chico. Jamás me dijo que la maltratara o que se sintiera amenazada por él. Nunca", asegura Alina Okarysnka a 'El programa del verano' en una entrevista exclusiva. "Es un animal. Mi hermana lo quiso con locura".

Según relata Alina, durante los cinco años que duró la relación, su hermana siempre permaneció al lado de Sergio Morate. "Él estuvo muy enfermo y mi hermana estuvo muy preocupada por él. Mi madre quería a su familia con locura. La madre de Morate es buena persona. Nos trataban muy bien pero mira por donde el hijo", ha dicho Alina, que ha explicado que tras cinco años, Marina rompió la relación. "Ella quería tomarse un tiempo libre. Se fue la primera vez a Ucrania y encontró trabajo. Vuelve, rompe con Morate y dice que vuelve a Ucrania. Me dicen que ahí es cuando empieza todo", nos ha contado Alina. " Él me contó que quería mucho a mi hermana que no podía vivir sin ella". 

Aunque la relación duró cinco años, la familia de Marina nunca conoció los antecedentes de Morate. "No sabía nada de sus antecedentes. Una vez en el coche su amiga dijo que su novio había estado en la cárcel. Mi hermana dijo que Morate tenía una novia y la novia se puso muy nerviosa y él para tranquilizarla la metió un tortazo y que como su padre era juez le metieron en la cárcel", ha dicho Alina, que nos ha explicado por qué Marina nunca denunció. "A lo mejor no pensó que podía llegar a ese punto o porque quería mucho a sus padres". Sin embargo, tras la ruptura y hasta poco antes del asesinato, Marina empezó a recibir amenazas de muerte. "Le decía que iba a hablar con un tal colombiano para que la matara", asegura su hermana en la entrevista con 'El programa del verano' de Telecinco.

La familia de Marina ha pasado un año muy complicado. "Al principio no entendí nada. Le tenía como un chico tranquilo y una buena persona. Cuando desaparece mi hermana estaba tranquila porque jamás pensé que podía ocurrir esto", ha dicho Alina, que ha recordado cómo se sucedieron los hechos el día del crimen. "Me llamó mi madre y me dijo que mi hermana no estaba. Llamó Morate y le dijo que bajara para darle sus cosas. Mi hermana bajó y desapareció. Queda con él porque no quería terminar mal, quería que él tuviera su vida bien hecha, por su lado". Tras varias horas, comienzan a preocuparse. "Siempre contestaba el teléfono y cuando saltó el contestador y estaba apagado, ahí me preocupé", ha dicho Alina, que ha recordado cómo empezaron a sospechar de Morate. "Una amiga me cuenta que la amenazaba y que la maltrataba. Ahí empezamos a preocuparnos".

Al dolor por la muerte de Marina, la familia lleva el peso de la muerte de Laura. "Siempre nos vamos a sentir culpables. Daría mi vida por estar en el lugar de Laura", nos ha contado Alina. "Es un desgraciado y un sinvergüenza. Espero que sea bien juzgado", ha dicho Alina a 'El programa del verano', que ha asegurado que están viviendo un infierno. "Ya no podemos recuperar nuestra vida, no podemos dormir ni una noche tranquilos. Nos va a perseguir el resto de nuestras vidas".

Por último, Alina ha pedido justicia. "Es un cobarde. Quería ser un hombre, a ver si es un hombre y confiesa de una vez y nos deja en paz. Que confiese porque sé que no actuó solo. Pido que sufra y pido la mayor pena posible. Nos ha destrozado la vida". 

Comentarios