El viento y la lluvia no desaniman a los conquenses en la celebración de San Antón

Más de medio millar de conquenses han acudido con sus mascotas a la tradicional bendición de animales y durante los diferentes actos se han repartido los 24.000 panecillos preparados por el Ayuntamiento de Cuenca
El viento y la lluvia no desaniman a los conquenses en la celebración de San Antón
photo_camera El viento y la lluvia no desaniman a los conquenses en la celebración de San Antón

La desapacible tarde, con fuertes rachas de viento y chaparrones puntuales pero intensos, no han desanimado a los conquenses, que han participado en los diferentes actos de San Antón.

Así, tras la función religiosa de la mañana en la Parroquia de la Virgen de la Luz el santo ha procesionado esta tarde por las calles del popular barrio, con el párroco Ángel García y la presencia de miembros de la Corporación municipal, con el alcalde Darío Dolz a la cabeza, acompañado por la Banda Municipal de Música y por los vecinos a los que no ha intimidado el frío, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Seguidamente ha tenido lugar la bendición de los animales, a la que han acudido más de medio millar de conquenses con sus mascotas y que se ha trasladado en esta ocasión del Parque de la Virgen de la Luz a la puerta de la Delegación Provincial de Agricultura con objeto de evitar la zona arbolada debido a las rachas de viento. Perros, gatos, tortugas, hámsteres, alguna cabra, han sido algunas de las mascotas que han sido bendecidas por Don Ángel.

Actos en los que se ha procedido también al reparto de los 24.000 panecillos preparados por el Ayuntamiento de Cuenca, tanto en la mañana como en la tarde en el local junto a la parroquia y tras la función religiosa y la procesión respectivamente, como durante la bendición de los animales. A los que hay que sumar los 2.000 panecillos que se han repartido previamente en residencias y centros de mayores de la capital.

Comentarios