Provida pide firmeza en favor de la vida porque es "símbolo de progreso"

Así lo ha expresado Latorre en una semana en la que se debate el método planteado en Castilla y León para atender e informar a las mujeres embarazadas y que ha enfrentado a Vox y el PP, socios de gobierno en esa región
La presidenta de la Federación Española de Asociaciones Provida, Alicia Latorre, ha defendido que el tema del aborto esté en la primera línea del debate público - EFE/José Del Olmo
photo_camera La presidenta de la Federación Española de Asociaciones Provida, Alicia Latorre, ha defendido que el tema del aborto esté en la primera línea del debate público - EFE/José Del Olmo

La presidenta de la Federación Española de Asociaciones Provida, Alicia Latorre, ha defendido que el tema del aborto esté en la primera línea del debate público, al tiempo que ha instado a quienes enarbolan "la bandera por la vida", que considera que es "símbolo de progreso", a que se mantengan “firmes” y “no se vengan abajo”.

Así lo ha expresado Latorre en una semana en la que se debate el método planteado en Castilla y León para atender e informar a las mujeres embarazadas y que ha enfrentado a Vox y el PP, socios de gobierno en esa región.

En una entrevista en la ciudad de Cuenca, donde reside Latorre, y desde donde hace décadas ayuda también como presidenta de Adevida en la provincia a mujeres embarazadas, sus hijos y familias, señala que el aborto "es un problema gravísimo. Hasta ahora se ha negado la realidad”.

Por eso celebra que se aborde en el debate público un problema "central" y ha animado a los ciudadanos a acudir a la celebración del día internacional por la vida, el próximo 12 de marzo, porque, ha dicho, "apostar por la vida es de sentido común".

Latorre ha lamentado que las mujeres no sean informadas de una manera correcta antes de adoptar una decisión “que no tiene vuelta atrás”, y que cuando acuden a las centros de aborto desconozcan algunos de los procedimientos "agresivos" que se utilizan: prostaglandinas, asfixia en la propia placenta o las inyecciones salinas en el corazón para que los niños nazcan muertos en el parto.

"Se disfraza y es una barbaridad", lamenta Latorre, quien reniega de que se hable de un "supuesto derecho de la mujer", a la que se deja “sola antes y después”, y de la que nadie se preocupa.

En este sentido, advierte de los problemas psicológicos que derivan del aborto, que es “un duelo no reconocido” y que puede llegar a grandes depresiones, sueños recurrentes, pesadillas e intentos de suicidio porque "pasa factura", y ha desvelado que muchas de las mujeres a las que ayudan expresan después su arrepentimiento.

Latorre insta a llamar a las cosas por su nombre, dejarse de eufemismos dado que es necesario informar a las mujeres de una decisión "trascendental", mientras rechaza que se la "infantilice" negándole la información u ofrecerle la posibilidad de escuchar “el latido de su hijo” y verlo en una ecografía en 4D, "un corazón que late” y que demuestra algo "obvio" según Latorre: “que lo que hay dentro es un hijo”.

En España se practicaron en 2021 un total de 90.189 abortos, principalmente a mujeres de entre 20 a 29 años, según los datos oficiales del Ministerio de Sanidad, principalmente en Cataluña y Madrid, en mujeres con estudios medios y superiores, nacidas en España (el 65 por ciento del total) y en Europa (7 por ciento), lo que supone, advierte, un cambio de tendencia.

Latorre es licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación, diplomada en Enfermería, además de doctora en Humanidades para el Mundo Contemporáneo por su investigación sobre "El aborto en España entre 1985 y 2010", donde realiza un análisis crítico de los datos oficiales, el contexto sociopolítico y el metalenguaje.

Comentarios