martes 12.11.2019

PP cree que los cambios de los autobuses marginan a determinados barrios

El Grupo Popular criticó los nuevos cambios de los autobuses que anunció ayer el Equipo de Gobierno  que supondrán la supresión de paradas y la modificación de recorridos. El PP considera que se las modificaciones anunciadas "marginan a determinados ciudadanos en función de donde viven"

El PP de Cuenca cree que los cambios de los autobuses marginan a determinados barrios de la ciudad
El PP de Cuenca cree que los cambios de los autobuses marginan a determinados barrios de la ciudad

El Grupo Popular criticó los nuevos cambios de los autobuses que anunció ayer el Equipo de Gobierno de Juan Ávila y que supondrán la supresión de paradas y la modificación de recorridos. El PP considera que se las modificaciones anunciadas "marginan a determinados ciudadanos en función de donde viven, ya que algunos barrios verán empeorado sensiblemente el servicio. En concreto, Villarromán, Cañadillas y Fuente del Oro sufrirán los perjuicios".

Los populares manifestaron que "se trata de la tercera vez que se modifica el servicio de autobús urbano y siempre se hace a peor". Según la oposición, que señaló que "el de Cuenca sería el peor servicio de transportes de España, se están confirmando sus augurios, porque con cada decisión del gobierno de Ávila se da un paso más para cargarse el servicio de autobuses".

El PP cree que con la supresión de paradas anunciada, se alejará el transporte público de los nuevos barrios, como es el caso de Villarromán o Cañadillas y la Alameda, y de algunas zonas de la Fuente del Oro. Para los populares "es un grave error que en lugar de facilitar y mejorar el transporte de estas zonas que cuentan con muchas viviendas, se estén tomando decisiones que obliguen a los residentes a usar el vehículo privado".

Según los cambios anunciados, "calles como Ángeles Gasset, Francisco Suay,  Elena Lumbreras, Enrique Gómez, Juan Francés, y una parte de la Avenida del Mediterráneo se quedarán sin servicio cercano. Lo mismo ocurre en el barrio de la Alameda y de la Fuente del Oro".

Sobre un supuesto “ahorro” en el tiempo del recorrido, el Grupo Popular considera que "si éste no se va a materializar en alguna frecuencia más, no será tal, y al contrario creen que lo único que se va ahorrar es el combustible que dejará de gastar la empresa".

Los populares también criticaron "el retraso en la puesta en marcha de las marquesinas con los tiempos de espera, anunciados en el contrato en 2012 y que todavía no se han instalado". También señalaron "que el servicio de conexión con la estación del AVE sigue sin mejorarse".

Por otro lado, recordaron que "en próximas fechas se reducirá el servicio en algunas líneas con motivo de la época estival, y que ya al inicio de la concesión disminuyó el número de vehículos y de líneas". Asimismo se mostraron preocupados porque "con estas decisiones se puedan volver a producir despidos en el persona"l.

Apuntan también la subida de tarifas y el hecho de que "el déficit de la concesión deba ser subsanado por la subida de éstas o por la disminución de vehículos, que incluye el contrato actual". Según el PP, estos nuevos cambios son "un paso más para la muerte segura del transporte público, que cada día se aleja más de los ciudadanos".

Más información en vídeos 
Comentarios