Diputación de Cuenca mantiene el aumento del convenio con Cáritas del año pasado

Martínez Chana ha destacado que este convenio es vital para aquellas personas que se encuentran en una situación de vulnerabilidad en esta crisis económica
Diputación de Cuenca mantiene el aumento del convenio con Cáritas del año pasado
photo_camera Diputación de Cuenca mantiene el aumento del convenio con Cáritas del año pasado

La Diputación de Cuenca aumentó el año pasado el convenio con Cáritas Diocesana hasta los 30.000 euros, un incremento que ha mantenido este año debido a la importante crisis social que está provocando la invasión de Ucrania por parte de Putin. Las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad son las que están sufriendo más directamente las consecuencias económicas de este conflicto.

El presidente, Álvaro Martínez Chana, y el director de Cáritas Diocesana, Pedro Bordallo, que han estado acompañados por la diputada de Servicios Sociales, Lorena Cantarero; han sido los encargados de renovar este convenio que servirá para que esta ONG pueda mantener los pisos de acogida con programas de inserción laboral, así como otro servicios que tienen como el Economato donde las familias pueden adquirir los productos de primera necesidad que necesitan, ha informado la Diputación en nota de prensa.

El presidente ha destacado el gran volumen de trabajo que desgraciadamente está teniendo Cáritas Diocesana esta legislatura, ya que se han unido prácticamente la crisis provocada por la pandemia con la subida de los precios de la electricidad y los carburantes, por esta razón, la Diputación de Cuenca ha reforzado el presupuesto destinado a estas entidades con un aumento en el convenio que el año pasado se vio complementado con una ayuda extraordinaria de 40.000 euros que permitió duplicar el número de familias atendidas por el Economato y es que Martínez Chana ha señalado que este dinero “va directamente a las familias que más lo necesitan”.

Esta ONG tiene un importante arraigo en toda la provincia con un total de 26 Cáritas Parroquiales y más de 260 voluntarios, que unidos al equipo de profesionales que se encarga de presentar los proyectos y realizar las formaciones, conforman una organización potente que atiende a la capital, pero también al medio rural. El director de Cáritas ha agradecido a la institución provincial “lo bien que se está portando” porque sin esta ayuda no llegarían a todas las personas que están atendiendo actualmente y que lo necesitan, ya que ha habido muchas familias que tenían los recursos justos y que la subida de precios les ha hecho que tengan graves dificultades.

Bordallo ha explicado que este tipo de convenios son una garantía para poder acometer con solvencia los proyectos en los que están inmersos y donde los voluntarios son una parte “fundamental” para llegar a todos los rincones de la provincia.

Comentarios