lunes 6/12/21

Once eurodiputados españoles rechazan el cierre de Gamesa en Cuenca y As Somozas

Para los europarlamentarios, esta decisión "no tiene una justificación económica ni industrial", pues han argumentado que ambas plantas generan beneficios y tienen una alta capacitación en una "industria puntera y en constante crecimiento" como es la del sector de las energías renovables
Gamesa fabrica en su planta de Cuenca la unidad 8.000 de raíz de pala para el modelo G8X
Once eurodiputados españoles rechazan el cierre de Gamesa en Cuenca y As Somozas

Un total de once eurodiputados españoles han suscrito una carta, que han remitido a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, en la que rechazan la decisión de Siemens Gamesa de cerrar sus plantas de Cuenca y As Somozas (La Coruña) y le piden que "haga todo lo necesario" para que empresas que no registran pérdidas "no puedan seguir estrategias contrarias a los objetivos estratégicos" de la UE.

La carta, que ha remitido el eurodiputado español Jordi Cañas al presidente del Comité de Empresa de Siemens-Gamesa Cuenca, David Moreno, y al secretario general de CCOO-Industria Castilla-La Mancha, Ángel León, ha sido firmada además de por el propio Cañas (Ciudadanos-Renew Europe); por Ibán García del Blanco, (PSOE-S&D), José Manuel García-Margallo y Marfil (PP-EPP), Nicolás González Casares (PSOE-S&D), Cristina Maestre Martín de Almagro (PSOE-S&D) y Gabriel Mato (PP-EPP).

Los eurodiputados Francisco José Millán Mon (PP-EPP), Javier Nart (Renew Europe), María Eugenia Rodríguez Palop (Podemos-The Left), Soraya Rodríguez Ramos (Ciudadanos-Renew Europe) e Idoia Villanueva Ruiz (Podemos-The Left), también rubrican esta carta que ha facilitado CCOO a los medios de comunicación.

En dicho escrito, los europarlamentarios quieren poner en conocimiento de Von der Leyen la decisión de la multinacional Siemens Gamesa Renewable Energy de cerrar las plantas de fabricación y reparación de palas para aerogeneradores de As Somozas y Cuenca (España), lo que podría significar la destrucción de 266 empleos directos y "centenares de indirectos en regiones duramente castigadas por la crisis y el desempleo".

Para los europarlamentarios, esta decisión "no tiene una justificación económica ni industrial", pues han argumentado que ambas plantas generan beneficios y tienen una alta capacitación en una "industria puntera y en constante crecimiento" como es la del sector de las energías renovables.

Por contra, han apuntado que la decisión de cierre "parece estar determinada por aumentar los beneficios de la empresa mediante prácticas de dumping laboral, al concentrar su actividad en una planta situada en Portugal con menores costes laborales".

También han denunciado que la medida de suspender la actividad de ambas instalaciones es, "además, contraria al espíritu del Pacto Verde, a los objetivos de transición justa e inclusiva, a la apuesta por una industria orientada a la sostenibilidad medioambiental, social y económica, y a las estrategias para revertir el proceso de despoblamiento en el que se encuentran sumidas muchas regiones europeas".

En su carta, recogen que la empresa argumenta que "no hay alternativa posible" para reconducir la situación de la compañía y garantizar su sostenibilidad y que, la planta de reparación de palas "no es sostenible en un mercado", ya que se experimenta "una tendencia cada vez mayor a la sustitución de palas en lugar de la reparación".

Sin embargo, han considerado que esta decisión "es difícil de entender" porque afirman que según el Informe de auditoría de Siemens Gamesa Renewable Energy de 2020, la empresa ha registrado un "nivel récord" en el libro de pedidos en el ejercicio fiscal de 2020, un nivel de liquidez "muy sólido", y espera obtener unos 918 millones de euros de beneficios en el año 2020.

Asimismo, han denunciado que la decisión de cierre de Siemens Gamesa Renewable Energy vulnera varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y va contra el nuevo Plan de Economía Circular de la UE y al Pacto Verde Europeo.

"Consideramos intolerable que una multinacional que se ha beneficiado de millonarios préstamos del Banco Europeo de Inversiones para actividades en España haya optado por cerrar estas plantas en España, máxime tras el anuncio del gobierno español de instalar 60 nuevos GW de energía renovable en esta década, en el marco del Plan Nacional de Energía y Clima 2021-2030, así como la publicación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España", han denunciado.

Por ello, han pedido a Von der Leyen que la Comisión Europea "haga todo lo necesario" para que las empresas que se benefician del marco de financiación e inversiones de la UE, que no registran pérdidas y que se benefician de los recursos y capital humano en las zonas en las que operan, "no puedan seguir estrategias contrarias a los objetivos estratégicos adoptados por la UE, especialmente aquellos encaminados hacia una futura economía verde, sostenible medioambiental y socialmente".

En un comunicado de prensa, CCOO-Industria ha agradecido a los representantes españoles en el Parlamento Europeo, y a sus respectivas formaciones políticas su implicación y su respaldo. 

Comentarios