miércoles 20.11.2019

UCLM y Servinet implantan en Mina de Cueva un sistema de localización

También alerta de incidencias y mide parámetros medioambientales

La Universidad de Castilla La Mancha y la empresa Servinet han puesto en marcha en la Mina Romana de Cueva del Hierro (Cuenca) un sistema de localización que, mediante un dispositivo colocado en el casco de los visitantes, permite conocer su ubicación, tener acceso a información del lugar en el que se encuentran y, además, que los responsables de la cavidad controlen los parámetros medioambientales.

La tecnología ya está totalmente instalada en la Mina de la localidad conquense y sus visitantes comenzarán a utilizarla esta próxima temporada de visitas, que se prevé que arranque a finales de marzo.

Según ha explicado a Europa Press Carlos Tejedor, responsable de I+D+i de Servinet, esta tecnología consiste en "un sistema de localizadores o nodos móviles adaptados a los cascos de los usuarios y otros fijos colocados en la parte visitable de la cueva, que intercambian información entre sí y la transmiten a un centro de control ubicado en el exterior".

El producto transforma el modelo de visita tradicional que se realiza en la cueva, ya que cada visitante podrá detenerse donde más le interese y los gestores de la cueva pueden saber cuánto tiempo pasa cada usuario en un punto o cuáles son las zonas que más interés despiertan.

Para los visitantes, el sistema funciona como un mapa audio-guía ya que a través de una App que se pueden descargar antes de llegar a la Mina y que es compatible con Android, IOS y la mayoría de las tablets, reciben en sus dispositivos móviles la información turística del punto en el que se encuentran. Para quienes no cuenten con un dispositivo de este tipo, se ofrece un servicio de alquiler de tablets.

Tejedor ha señalado que la documentación que reciben los usuarios se adaptará a diferentes públicos e irá "desde contenidos especializados para quien tenga conocimientos de espeleología a otros más sencillos, con un lenguaje enfocado a escolares". Además, la aplicación se adapta a usuarios con problemas auditivos o visuales y permite acceder a visitantes de otras lenguas ya que está disponible en cuatro idiomas.

Entre las ventajas que ofrece esta solución tecnológica también está la seguridad ya que detecta si un visitante sufre una caída o un golpe fuerte y, según destacan desde Servinet, "alerta automáticamente de la incidencia al puesto de control". Asimismo, avisa al control de personas que se encuentren fuera del recorrido y vigila las zonas de acceso restringido.

La tecnología también permite que las luces de la cueva se vayan encendiendo y apagando a medida que los sensores detectan la presencia de los usuarios.

Conservación y ahorro

Desde un punto de vista de preservación del espacio, el sistema permite realizar mediciones automáticas de diferentes parámetros como temperatura, humedad o presencia de CO2 y con ello, conocer en qué medida las visitas influyen en las condiciones de la cavidad y adecuar el número de visitantes para favorecer la conservación ambiental.

A su vez supone una importante ventaja económica. Se calcula que esta solución global permite un ahorro del 50 por ciento con respecto a lo que costaría instalar los diferentes sistemas que serían necesarios para lograr las mismas funcionalidades que éste. Entre sus características también está la optimización de los recursos del personal de la instalación y del consumo eléctrico.

Acerca de la mina

La Mina Roma de Cueva del Hierro es el principal yacimiento de la segunda Edad del Hierro existente en la provincia. Comenzó a visitarse turísticamente en el año 1998 y de los pocos más de 600 visitantes que tuvo en 1999, cuando comenzaron a contabilizarse, ha pasado a más de 23.000 anuales. En el año 2006 la Mina Romana y su modelo de gestión turística sostenible y en beneficio del desarrollo rural fue elegido el mejor Proyecto Cultural Europeo de Castilla-La Mancha.

Más información en vídeos 
Comentarios