sábado 20.07.2019
CUENCA

Familias desalojadas piden que las viviendas pasen a ser de alquiler social

Las familias desalojadas este lunes en Cuenca reclamaron a GICAMAN, una solución al conflicto que mantiene por las viviendas ocupadas que pasa por el cambio de régimen de vivienda de protección oficial a un alquiler social

Familias desalojadas en Cuenca piden que las viviendas pasen a ser de alquiler social. En la imagen los portavoces tras reunión en los servicios periféricos de Fomento
Familias desalojadas en Cuenca piden que las viviendas pasen a ser de alquiler social. En la imagen los portavoces tras reunión en los servicios periféricos de Fomento

Los Servicios Periféricos de Vivienda de Cuenca, dependientes de la Consejería de Fomento, ofrecieron acelerar los trámites para la concesión de las viviendas en régimen de alquiler con opción a compra para las familias que ocuparon las viviendas en el barrio de Villa Román en Cuenca que, previamente, las tuvieran adjudicadas.

Una solución que los afectados calificaron de "parcial" pues sólo beneficia a unas cinco familias mientras que al resto no se le da solución alguna.

Así lo denunciaron este martes en una rueda de prensa donde aseguraron que la decisión es "algo fría" pues aseguran que hay unas treinta viviendas vacías y más de 200 personas las que solicitan un alquiler social.

Uno de los portavoces de las familias afectadas, Diego Suárez, rechazó el acto de ocupación de este lunes pero recordó que éste "no fue un acto de cultura, raza o color, sino que lo podía haber realizado cualquier persona porque está motivado por la necesidad".

A pesar de la solución que ofrece la Junta ellos reclaman que no haya familias en la calle mientras el Gobierno regional dispone de viviendas vacías, por lo que exigen que se pongan a disposición de quienes las necesiten con unos alquileres que se puedan pagar. "El Gobierno no está para dar problemas sino para traer soluciones pero en esta ocasión nos sentimos en situación de abandono", aseguró Suárez.

Mostraron su intención de seguir trabajando para alcanzar una solución por la vía legal pero reclaman celeridad porque "los nervios están a flor de piel y la necesidad puede llevar a realizar actos desesperados", dijo el portavoz.

No descartan que el resto de familias a las que no se les ha ofrecido ninguna opción nada más que apuntarse en el registro y esperar a que se les llame realicen acciones de protesta como manifestaciones y viajar a Toledo para hablar directamente con los responsables de la Consejería.

Antecedentes

Este lunes alrededor de ocho familias ocuparon las viviendas situadas en el número 130 de la calle Francisco Suay del barrio conquense de Villa Roman sobre las cinco de la madrugada, lo que motivó que la policía se presentara en ellas para desalojarlas acompañados de efectivos de bomberos, algo que ocurrió sobre las ocho de la tarde, pues a pesar de tratarse de un desalojo pacífico hubo que esperar a la pertinente autorización del juzgado.

Este martes por la mañana mantuvieron dos reuniones en los Servicios Periféricos de Vivienda en Cuenca donde en un primer momento se les ofreció intentar rebajar el precio de las viviendas adjudicadas para que pudieran comprarlas, una opción que rechazaron asegurando que en estos momentos de crisis no les conceden la hipoteca para poder adquirirlas.

En un segundo encuentro se les ofreció la posibilidad de acelerar los trámites para que dispongan de las viviendas en régimen de alquiler con opción a compra, pero solo para aquellos que tenían las viviendas asignadas.

Más información en vídeos 
Comentarios