CCOO valora que el TSJCM anule el cierre de la escuela de Puente de Vadillos

La Federación de Enseñanza de CCOO Castilla-La Mancha valora la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la región (TSJCM) que ha declarado nulo el cierre de la escuela rural de Puente de Vadillos (Cuenca), aunque ha advertido de que "el daño causado por aquel cierre es ya irreversible".

"La gente que a raíz del cierre de la escuela decidió cambiar su residencia a otras localidades donde sus hijos pudieran ir al colegio; esas familias ya difícilmente van a volver a Puente de Vadillos", ha lamentado el responsable de la FE-CCOO en Cuenca, David García Serrano.

Según ha informado en nota de prensa CCOO, García Serrano ha recordado que el cierre de la escuela rural de Puente de Vadillos, en junio de 2012, fue una "decisión unilateral de la Consejería de Educación, en contra de la opinión de la comunidad educativa e incluso en contra de la normativa emitida por la propia consejería para habilitar el cierre de esa y de otras 67 escuelas rurales que suprimió aquel año el Gobierno de Castilla-La Mancha".

Ha añadido que para proceder a aquellos cierres, la Consejería emitió una norma que exigía un mínimo de 11 alumnos para mantener abiertas las escuelas rurales de Castilla-La Mancha. En el caso de la de Puente Vadillos, tenía 12 alumnos. "Pese a ello, la Consejería cerró su escuela argumentando que al curso siguiente serían menos", ha condenado.

"Más allá de la ilegalidad del cierre de la escuela de Puente de Vadillos, CCOO se movilizó repetidamente, junto con otros colectivos, contra el cierre de las escuelas rurales, porque consideramos injustificados los cierres de escuelas rurales impuestos por el Gobierno Cospedal, además de injustos con las familias afectadas y muy dañinos tanto para ellas como para sus localidades; en definitiva para el mundo rural", ha concluido.

Comentarios