CUENCA

Ávila tilda de 'cruel' la actitud de Cospedal respecto a los talleres de empleo

El alcalde de Cuenca, Juan Ávila, denunció el comportamiento "cruel" de la presidenta regional, con la ciudad de Cuenca a la que por segundo año consecutivo ha dejado sin ningún taller de empleo, "a pesar de contar con 6.000 parados"

El alcalde de Cuenca, Juan Ávila, durante la rueda de prensa que ofreció este martes en el consistorio conquense
photo_camera El alcalde de Cuenca, Juan Ávila, durante la rueda de prensa que ofreció este martes en el consistorio conquense

El alcalde de Cuenca, Juan Ávila, denunció el comportamiento "cruel" de la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, con la ciudad de Cuenca a la que por segundo año consecutivo ha dejado sin ningún taller de empleo, "a pesar de que la ciudad cuenta con 6.000 parados".

Así lo señaló Ávila en una rueda de prensa en la que explicó que durante 2013 y 2014 el Gobierno regional ha otorgado 27 talleres de empleo pero que, sin embargo, por segundo año consecutivo, no ha atendido la petición del Consistorio "a pesar de ser el municipio que más parados tiene de toda la provincia", por lo que consideran "justo concretar la oferta de trabajo aquí".

El taller solicitado para este año contemplaba una inversión de 230.000 euros con una duración de seis meses y con previsiones de crear 28 puestos de trabajo con el objetivo de rehabilitar un edificio para convertirlo en un centro social para los mayores del barrio de Las Quinientas.

El alcalde declaró no entender los argumentos expresados por el delegado de la Junta en Cuenca, Rogelio Pardo, al asegurar que se había denegado por tratarse de un sector con muchos parados y que el taller contribuiría a "formar más parados".

Ávila calificó de "sin sentido" los argumentos de Pardo que "intentan justificar lo injustificable", pues explicó que, según los criterios de su equipo de Gobierno, lo lógico es dar trabajo a personas de uno de los sectores con mayor número de desempleados.

Además, otro de los objetivos era mejorar las dotaciones de la ciudad en el barrio de Las Quinientas y aliviar en parte la situación de un sector muy castigado por el paro.

"Zancadillas y obstáculos"

Ávila aseguró que la actitud de Cospedal y del presidente de la Diputación de Cuenca, Benjamín Prieto, es la de "poner zancadillas y obstáculos, perjudicando a los ciudadanos de Cuenca que no se lo merecen". Por ello, anunció que seguirá en esta línea de denuncia "cada vez más alto y más claro", aunque desearía no tener que hacerlo.

Concluyó el alcalde asegurando que seguirá trabajando para sacar adelante esta ciudad, "a pesar de las trabas y de las querellas injustificadas" que algunos se empeñan en interponer contra él.

Carta del alcalde de Carboneras

El primer edil de Cuenca también valoró la carta del alcalde de Carboneras, José Luis Eslava, a la que calificó de "irrespetuosa" tras poner en duda la autoría de la misma, ya que afirmó conocer al alcalde con el que dice mantener una correcta relación desde su anterior etapa como presidente de la Diputación.

Uno de los motivos que le hiceron dudar de que sea Eslava quien ha escrito la carta es la crítica a la defensa que él realizó de la estación de AVE en Cuenca por el ataque de un diputado de CiU, ya que consideró que es más propio del PP de Cuenca, al que le "escuece" que no fueran ellos los que salieran en defensa de esta infraestructura tan importante para la ciudad y "sí lo hiciera el PSOE".

En este sentido, Ávila señaló no querer entrar en el juego "de los que pretenden convertir esto en un enfrentamiento entre Cuenca y Carboneras" porque lo importante es que se ha puesto "en serio riesgo" los beneficios económicos que podría generar la etapa de la Vuelta a España a su paso por la provincia.

"Si en el entorno de Carboneras hubiera capacidad para alojar a todos los miembros de la Vuelta no tendría ningún problema", matizó el alcalde, al tiempo que aseguró que al no ser así, muchas de esas plazas hoteleras se quedarán en otras provincias de Castilla-La Mancha que "pueden estar contentas con esta decisión".

El primer edil también se defendió de las críticas de la Junta al asegurar que no se ha puesto en ningún momento en contacto con ellos para solicitar la etapa, y recordó que han sido Junta y Diputación "los que tienen el dinero para hacer la inversión", los que han tomado la decisión sin pedir colaboración al Ayuntamiento de Cuenca "que podría haberla dado o no" concluyó.

Comentarios