sábado 29/1/22

Los Servicios Periféricos de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Cuenca, a través de la Sección de Inspección de Consumo, han retirado 179 productos de carácter industrial que se encuentran en la Red de Alerta por motivos de seguridad. En lo que va de año se han levantado un total de 223 actas inspectoras y se ha realizado la búsqueda de 5.828 productos.

Los artículos retirados han sido material eléctrico, como portalámparas, matamosquitos y bases, por riesgo de choque eléctrico; Juguetes, siendo éstos juegos de construcción y pistolas con proyectiles de ventosa, por riesgo de asfixia al poder desprenderse fácilmente elementos que pueden tragarse; Herramientas como una sierra circular, con peligro de producir cortes; Y disfraces infantiles, ante el riesgo de asfixia que presentaban por la presencia de cordones en el cuello.

En estas fechas se incorporan a la Red de Alerta productos de baño que por motivo de las vacaciones de verano aparecen en el mercado, como es el caso de bañadores, juguetes y flotadores, motivo por el que se intensifica la búsqueda de ese tipo de producto, ha informado el SESCAM en nota de prensa.

RED DE ALERTA

La Red de Alerta es un sistema basado en el intercambio rápido de información entre las administraciones encargadas del control de mercado, sobre un producto que pueda suponer un riesgo para los consumidores.

Este sistema se apoya en el Real Decreto 1801/2003, sobre seguridad general de los productos, y el objetivo principal es garantizar que los productos puestos en el mercado sean seguros. También establece qué medidas se pueden adoptar frente a productos que presenten riesgo.

El producto inseguro se incluye en una Red de Alerta, si se comercializa en más de un país o comunidad autónoma, o si el riesgo detectado es algo nuevo o de interés para otras comunidades. Los productos introducidos en la Red de Alerta nacional más habituales suelen ser juguetes, lámparas, productos eléctricos o artículos infantiles.

Comentarios