PP de Cuenca y Teruel insisten en la A-40 como "vía necesaria para el desarrollo

Por su parte, el PSOE recuerda a Prieto que renunció a la autovía para unir Cuenca y Teruel: "El PP sigue en contradicción"
PP de Cuenca y Teruel insisten en la A-40 como "vía necesaria para el desarrollo
photo_camera PP de Cuenca y Teruel insisten en la A-40 como "vía necesaria para el desarrollo

Los presidentes del PP en las provincias de Cuenca y Teruel, Benjamín Prieto y Joaquín Juste, junto a la alcaldesa de la capital turolense, Emma Buj, han insistido en llevar a cabo la construcción de la A-40 entre ambas capitales porque, entienden, es "imprescindible para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de ambas provincias y para impulsar el desarrollo económico del territorio".

Los tres dirigentes han coincido en denunciar la "inexplicable demora" de esta autovía, "14 años de espera", y "el peligroso punto de inflexión en el que la ha situado el Gobierno de Pedro Sánchez", ya que, a su juicio, "el ejecutivo nacional pretende ahora sustituirla por una carretera de tres carriles".

Durante una comparecencia en la sede de los 'populares' de Cuenca, el responsable del PP de Cuenca, Benjamín Prieto, ha renegado en primer lugar de calificar a Cuenca y Teruel como "territorios vaciados". "Somos provincias limítrofes, unidas, que necesitamos infraestructuras a través de las que aprovechar el gran potencial que tenemos".

Ha reivindicado el presidente de los 'populares' conquenses "los mismos derechos para nuestras provincias que para el resto de España" y ha avanzado que el PP "seguirá luchando por esta autovía, para que esos 150 kilómetros entre Cuenca y Teruel se recorran en un tiempo razonable y de forma segura y sostenible".

"Estamos ante una infraestructura, la A-40 paralizada desde hace 14 años, cuando el gobierno socialista de Zapatero, con la declaración de impacto ambiental negativa, muy severa, firmada por la actual ministra de Pedro Sánchez, Teresa Ribera, sentenciaba prácticamente a muerte esta infraestructura", recordaba Prieto.

"Desgraciadamente hoy en día volvemos a tener los mismos actores que en 2008", lamentaba el líder de los 'populares' de Cuenca, quien ha insistido en que la clave de que Cuenca y Teruel no estén conectados por autovía es "esa rígida declaración de Impacto Ambiental".

"En estos años no se ha realizado ni un solo nuevo estudio", han subrayado, por lo que han exigido al Ministerio "que cumpla con sus responsabilidades", a la par que ha reclamado también "la mejora de los tramos actuales de la N-420 y de N-330 porque ambas infraestructuras tienen que coexistir y convivir".

El presidente del PP de Teruel, Joaquín Juste, por su parte, ha comenzado su intervención afirmando que la autovía entre las dos capitales "es la infraestructura que posiblemente llevemos más tiempo demandado desde Teruel como conexión importantísima de nuestra provincia".

El responsable turolense ha coincidido con su homólogo de Cuenca en que "no puede haber personas en nuestros territorios si no hay actividad económica". Juste ha manifestado sentirse "alarmado" ante las últimas noticias públicas relativas a esta infraestructura, "que la relegan hablando de la construcción de dos carriles más uno".

"Ya no se habla de autovía", ha denunciado, por lo que el 'popular' turolense ha defendido los gobiernos 'populares' de Aznar y Rajoy "en los que se inició e impulsó una autovía a la que siempre han puesto impedimentos desde los ejecutivos socialistas".

Por último, La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, ha calificado la A-40 de "infraestructura de Estado que sirve, además, para que Cuenca esté unida a la A-23, una de las autovías de España que tiene mayor tráfico de mercancías". Para Teruel, ha declarado su alcaldesa, "es fundamental porque además de para viajar más cómodamente a Cuenca, es una infraestructura pensada para el desarrollo económico".

"Llevamos demasiados años hablando de la A-40", ha lamentado la regidora turolense, quien ha insistido en "el papel crucial y negativo que en este sentido ha jugado la actual ministra Teresa Ribera, estamos en un punto de inflexión peligrosísimo".

A juicio de Buj, "por primera vez en dos décadas se deja de hablar de la A-40. Lo que en estos momentos está en estudio es la posibilidad de hacer dos carriles más uno, que no deja de ser una carretera convencional de toda la vida", ha explicado.

"Estamos aquí para defender la construcción de la A-40", ha insistido la alcaldesa turolense y ha rechazado de pleno "la tesis con la que ahora se ha desmarcado el Gobierno de Sánchez" de que "en España ya se han hecho demasiadas autovías y que ahora toca centrarse en su mantenimiento".

Además, la regidora de la ciudad de los amantes ha asegurado que, "si Rajoy no pudo relanzar su construcción durante su gobierno fue por el pufo que dejó Zapatero en las cuentas del Estado", mostrándose segura de que, "si la economía hubiese estado bien, ya estaríamos viendo las primeras piedras de la autovía".

Ya en el turno de preguntas, Prieto ha sido preguntado por las declaraciones que hizo en noviembre de 2017, donde tras una reunión con el entonces presidente provincial de Teruel, Ramón Millán, renunciaban a la A-40 y apostaban por mejoras en la actual N-420.

Prieto ha defendido que en ese momento sus palabras "fueron manipuladas", y ha incidido en que tampoco quiere "que ahora se vuelvan a manipular". Millán, en su momento, "vino a Cuenca a defender la autovía, y en las declaraciones que se hicieron a ninguno de los dos presidentes dijimos que íbamos a renunciar a la autovía", ha indicado.

"Tenemos claro lo que es cada infraestructura, y sí dijimos entonces que el hecho de hacer la autovía no condicionaba el abandono de la actual Nacional, porque sabemos que una autovía no se hace en dos años, y esta carretera también se tiene que mejorar", ha proseguido Prieto.

En este sentido, ha recordado que en aquellas fechas se llevó a cabo la remodelación de la N-420 entre Cuenca y Mota del Cuervo "a petición del PP conquense, que supuso una inversión de 11 millones de euros, en donde también exigimos que se fuesen haciendo rectificaciones de curvas, y se mejoraran las travesías a la futura autovía en el tramo de la N-420 entre Cuenca y Teruel".

"No creo que el mensaje sea ni equívoco ni que vaya a generar ninguna duda", ha concluido Prieto, quien ha mostrado "su compromiso firme" para defender la construcción de esta autovía.

"EL PP SIGUE EN CONTRADICCIÓN"

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE de Cuenca y diputado regional, Ángel Tomás Godoy ha recordado al presidente del PP de Cuenca que "en 2017 siendo el presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, él y su homólogo en Teruel, Ramón Millán, renunciaron a la autovía que uniría ambas provincias".

Godoy ha lamentado que "el PP siga en una contradicción en función de quien gobierne en las instituciones" y pidan ahora la construcción de una infraestructura que para ellos el 31 de octubre de 2017 cuando se reunieron ambos presidentes provinciales "no era necesaria".

"El PP de Cuenca y Benjamín Prieto defienden siempre más los intereses de sus jefes en Madrid que a los ciudadanos de Cuenca y es una contradicción permanente cuando gobierna y cuando está en la oposición donde además paraliza la construcción de cualquier infraestructura", ha afirmado.

El secretario de Organización de los socialistas conquenses ha asegurado que "el PSOE no renuncia a esta infraestructura de la que el Gobierno de Pedro Sánchez ya está realizando estudios para acometer su construcción sabiendo de las dificultades medioambientales que tiene".

En este sentido, ha lamentado "los tumbos del PP" pues ahora si es necesaria esta autovía mientras que en los años en los que gobernaron apostaban por el arreglo de la N-420 "porque tenía mejor trazado".

Comentarios