sábado 14.12.2019

Asociación de Almendros recurrirá la autorización de macrogranja de cerdos

Asociación de Almendros recurrirá la autorización de macrogranja de cerdos
Asociación de Almendros recurrirá la autorización de macrogranja de cerdos

Una asociación de Almendros (Cuenca) ha avanzado que presentará un recurso de alzada contra la autorización ambiental otorgada a una macrogranja de cerdos proyectada en el pueblo y ha criticado, al tiempo, que la Junta "fotocopie" informes de impacto ambiental para aprobar todos los proyectos que le llegan.

En una nota, la asociación en defensa de la economía responsable de Almendros, creada tras conocer esta decisión, ha rechazado la instalación de la macrogranja en el pueblo, de tradición cerealista, y con casi 4.000 metros cuadrados en el entorno de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de ambientes esteparios.

Así, ha explicado que la semana que viene presentarán un recurso de alzada contra la autorización otorgada por el Gobierno regional a este proyecto, que prevé un gran complejo ganadero formado por 2.600 madres parideras, incineradora y balsa de purines.

La base del recurso contra la autorización ambiental de la macrogranja, que proyecta una empresa de Soria, se ha fundamentado "en las discrepancias técnicas con la declaración de impacto ambiental incorrecta, sin detalles sobre aspectos fundamentales y claramente ambigua" y ha asegurado que "no cuenta con ningún mínimo informe hidrogeológico del emplazamiento".

El pasado 28 de enero obtuvo autorización ambiental por parte de la Consejería Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, tras la aprobación inicial del Consistorio, ha detallado el colectivo, que ha recordado que la macrogranja está a menos de 2 kilómetros de un segundo proyecto del que desconocen sus características.

Ha agregado que "se da la circunstancia que esos terrenos han sido cultivados por el alcalde del municipio, Acisclo Jiménez, a quien han remitido una misiva, además de al consejero, Francisco Martínez", en la que se pregunta "qué harán las aves de la próxima zona ZEPA cuando la incineradora de cadáveres y los camiones de transporte perturben su armonía".

"¿Cómo afectará la incesante producción de purines, sus derivados, metales pesados, amoniaco, azufre, antibióticos o malos olores?", ha agregado la asociación, que ha precisado no estar "en contra del desarrollo de una de las principales industrias del sector agroalimentario de la región" y no se ha definido ni "agrofaluta" ni "talibanes del conservacionismo", pero ha rechazado "el fotocopiado de informes de impacto ambiental" para aprobar todos y cada uno de los proyectos planteados.

La Asociación ha recordado que Almendros es una localidad de La Mancha alta "sin concentración parcelaria, con agricultura tradicional cerealista intercalada con cultivos leñosos" y, de ahí, ha opinado que la ZEPA "nos ofrece seguridad jurídica, bienestar y tranquilidad" sobre sus propiedades y las colonias de sisones, alcaravanes y avutardas de la zona.

Sin embargo, ha creído que la macrogranja "amenaza el entorno", que está en el límite de la ZEPA, y que "no cuenta con ningún mínimo informe hidrogeológico del emplazamiento" por lo que "es como pasar del cielo al infierno en apenas un vuelo de 100 metros".

Más información en vídeos 
Comentarios