El IRIAF destinará este año 355.000 euros a 200 cursos de formación

El director general de Ordenación Agropecuaria ha puesto en valor “el especial empeño del Gobierno de Castilla-La Mancha en impulsar tanto la investigación, como el desarrollo y la transferencia tecnológica como un servicio de gran interés para el sector agroalimentario
El IRIAF destinará este año 355.000 euros a 200 cursos de formación
photo_camera El IRIAF destinará este año 355.000 euros a 200 cursos de formación

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través del Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal (Iriaf), destinará este año 355.300 euros a la realización de 200 cursos de formación que sumarán más de 2.700 horas.

Así lo ha indicado el director general de Ordenación Agropecuaria, Joaquín Cuadrado, durante su intervención en un curso de formación en agricultura ecológica en el Centro de Investigación Agroforestal Albaladejito.

El director general ha destacado la importancia de estas acciones para formar al sector agropecuario en todo tipo de contenidos, desde nuevas tecnologías a actualizaciones legislativas, pero en particular ha destacado "los contenidos que tienen que ver con la investigación que desarrolla la red formada por los ocho centros de investigación que dependen del Iriaf, desde cuestiones relacionadas con la vid y el vino, a la apicultura o las cuestiones relacionadas con la ganadería o la reproducción y la mejora genética".

En cuanto a los cursos, el director ha puesto algunos ejemplos de los que se están impartiendo en este primer trimestre como son los relacionados con las tecnologías de precisión, la manipulación de productos fitosanitarios, la poda del pistachero o el viñedo, el bienestar animal en pequeños rumiantes, la apicultura avanzada, la iniciación a la trificultura o la cría de abejas reina, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Joaquín Cuadrado ha puesto en valor "el especial empeño del Gobierno de Castilla-La Mancha en impulsar tanto la investigación, como el desarrollo y la transferencia tecnológica como un servicio de gran interés para el sector agroalimentario castellanomanchego que ya aporta un 18 por ciento del PIB de la región y cuyo peso se puede incrementar también gracias a la I+D+i".

En esta línea, el director general ha profundizado en la importancia de la formación y la investigación "para aportar valor añadido en todos los eslabones de la cadena", desde los insumos que se usan en las explotaciones agrarias y ganaderas, a las herramientas que se emplean, las técnicas de cultivo, las de riego, el control de plagas y enfermedades o simplemente como se realiza la recolección de las cosechas.

Comentarios