sábado 16/1/21

Acuerdo entre la Junta y Podemos genera satisfacción y cautela en Cuenca

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el secretario general de Podemos en la región, José García Molina, durante la reunión de este jueves
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el secretario general de Podemos en la región, José García Molina, durante la reunión de este jueves

Satisfacción, cautela o indignación, según el signo político, han sido las reacciones entre las fuerzas políticas de Cuenca tras el acuerdo alcanzado entre el presidente del Gobierno regional, Emiliano García-Page, y el secretario general de Podemos, José García Molina, para aprobar el presupuesto de 2017.

El delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy, ha subrayado que lo realmente importante es que "Castilla-La Mancha vaya a tener presupuestos de nuevo" para poder seguir "avanzando en la recuperación".

Preguntado en rueda de prensa, Godoy ha afirmado que durante los meses sin presupuestos "Castilla-La Mancha ha tenido dificultades" y ha vaticinado que la votación en las Cortes regionales se producirá antes de que concluya el verano.

Más cautela han mostrado desde Podemos Cuenca, cuyo portavoz en Cuenca y miembro del Consejo Ciudadano de Podemos a nivel regional, Eduardo Pérez, ha indicado en declaraciones a Efe que "habrá que analizar los pormenores del acuerdo" y consultar a los inscritos antes de tomar una decisión.

Pérez ha subrayado que "lo más importante es que haya un Plan de Garantías Ciudadanas" porque, ha añadido, "o hemos venido a la política a ocupar sillones, sino a hacer políticas que sirvan a la gente" y ha indicado que tras analizar el acuerdo habrá que informar a las bases para que puedan votar con conocimiento del mismo.

En este sentido, ha aclarado que tendrá que pasar primero por el Consejo Ciudadano autonómico y luego formular la pregunta que se vaya a trasladar a los inscritos en Podemos.

Por su parte, el PP de Cuenca ha acusado a Emiliano García-Page de que hayan primado sus intereses personales sobre los de los ciudadanos y ha lamentado que "haya preferido pactar con los radicales y, además, integrarles en su Gobierno" en lugar de aceptar las propuestas del PP.

Así lo ha asegurado en nota de prensa el presidente provincial, Benjamín Prieto, quien ha subrayado que lo que proponía el PP "era bajar los impuestos" e igualarlos con las comunidades limítrofes para evitar la fuga de empresas.

Prieto ha concluido que la región lleva dos años de "absoluto desgobierno" y ha confiado en que "los ciudadanos puedan hablar de nuevo en las urnas".

Comentarios