Sábado 20.04.2019

Vacaciones en septiembre, una alternativa cada vez más popular en Castilla-La Mancha

Vacaciones
Vacaciones

Tras un duro año trabajando llega el esperado momento en el que la actividad laboral cesa temporalmente, pudiendo disfrutar de varias semanas descansando no solo a nivel físico, sino también mental, recargando las pilas necesarias para seguir realizando las tareas profesionales más adelante. Este periodo vacacional tradicionalmente siempre ha tenido lugar en España en agosto, pero poco a poco los habitantes de ciertas zonas están empezando a optar por otro mes del año.

Se trata de septiembre, elección que paulatinamente va siendo más popular en Castilla-La Mancha. Ello es comprensible teniendo en cuenta los motivos que detallaremos a continuación, los cuales están consiguiendo que el mes que da por terminada la estación veraniega se convierta en el preferido por muchos españoles.

Precios considerablemente más económicos

En pleno 2018 la crisis económica ya no es tan intensa como años atrás. A pesar de ello son innumerables las familias que siguen pasando por dificultades en este sentido, aspecto que les lleva a buscar siempre la opción más asequible. En lo que a las vacaciones se refiere lo ideal es viajar en septiembre, ya que los precios se reducen notablemente en comparación con agosto. Así lo ejemplifican los cruceros más baratos que se disfrutan plenamente sin tener que abonar los precios que supone realizarlos durante el mes veraniego más activo de todos.

Tanto las actividades a efectuar en las vacaciones como los desplazamientos son más económicos. Otra clara muestra de ello reside en los vuelos, especialmente en caso de decantarse por aerolíneas low-cost cuyos billetes son muy asequibles en septiembre sobre todo al tratar con determinados destinos nacionales o internacionales.

A su vez, los alojamientos también presentan unos precios más atractivos en septiembre, dando pie a que las familias incluso puedan permitirse pasar una mayor cantidad de días en la estancia prolongando sus vacaciones fuera de casa con todo lo positivo que ello conlleva.

Destinos turísticos no tan masificados

Otra ventaja que los castellanomanchegos tienen muy en cuenta a la hora de elegir septiembre como el mes destinado a sus vacaciones reside en la menor masificación de aquellos lugares típicos de viajes veraniegos. Ello es palpable tanto físicamente como a través de Internet, entrando por ejemplo en un Chat Canarias para ver cómo en agosto son multitud los turistas que hablan en la sala para conocer gente y quedar entre sí, mientras que en el siguiente mes la actividad comunicativa pasa a estar protagonizada principalmente por los residentes de las islas.

Lo mismo sucede en otros lugares de ensueño veraniego como las Baleares, Barcelona y Valencia, siendo fundamental especialmente en zonas de la talla de Formentera cuyo espacio es reducido y los viajeros agradecen enormemente el hecho de poder acudir a calas sin tener que lidiar con una masificación extrema que les impida disfrutar de una jornada relajante al cien por cien.

Este aspecto es valorado muy positivamente por parte de los turistas que pretenden sacarle partido a sus vacaciones aprovechándolas para reducir al máximo posible el nivel de estrés que, inevitablemente, va aumentando conforme el año avanza debido a infinidad de circunstancias: problemas personales, dificultades surgidas en el trabajo, adversidades de salud, etcétera.

Menor índice UV

Al preparar el equipaje vacacional los primeros productos en los que piensan los viajeros son las mejores cremas solares que les permitan disfrutar de las playas visitadas sin lidiar con las siempre molestas y perjudiciales quemaduras del sol. Optar por las de mayor grado de protección es fundamental sobre todo en pleno agosto, pero en septiembre la intensidad de la radiación ultravioleta es bastante inferior.

Así pues, desde los más pequeños de la casa hasta los adultos que quieren gozar de las costas españolas o de otros países se ven capaces incluso de aprovechar horas como las tres de la tarde y todo el mediodía en general sin ningún tipo de contraindicación, la cual sí surge en caso de tratar de hacerlo en agosto, uno de los meses más complicados y peligrosos en lo que guarda relación con el índice UV.

Mitos sobre viajar en septiembre

Hasta hace unos años existían una serie de mitos que afectaban negativamente a los viajeros que empezaban a considerar la opción de disfrutar de sus vacaciones en septiembre. Afortunadamente los mismos han ido desmintiéndose poco a poco, aunque siguen habiendo personas que los creen fervientemente.

Uno de ellos hace referencia a la temperatura del agua, la cual es excelente en septiembre y da pie a que puedas disfrutar de un buen baño, así como grabarlo en vídeo. Para tal fin consulta análisis de camaras acuaticas, sabiendo qué modelo es el más recomendable para zambullirte con él y registrar cualquier acción realizada bajo un líquido elemento cuyos grados no te impedirán gozar de chapuzones.

Ciertamente hasta octubre las playas españolas permanecen a unas temperaturas más que adecuadas, rondando la veintena de grados aproximadamente en función de la zona visitada. Por último, otro mito es el de que las empresas no ven con buenos ojos el hecho de que sus trabajadores elijan septiembre como el mes vacacional. Todo lo contrario, las compañías lo agradecen para que siempre estén disponibles varios profesionales en la oficina sin que la actividad sea irrealizable en agosto por la ausencia del personal.

Más información en vídeos 
Vacaciones en septiembre, una alternativa cada vez más popular en Castilla-La Mancha
Comentarios