Ideas para conseguir préstamos baratos

Ideas para conseguir préstamos baratos
photo_camera Ideas para conseguir préstamos baratos

Se prevé que el próximo julio el Banco Central Europeo subirá los tipos de interés e incluso parece bastante claro que será el inicio de una tendencia que continuará el próximo septiembre con más subidas. 

De confirmarse estas subidas de tipos, lo grandes beneficiados serían los ahorradores y los acreedores mientras que a aquellos que necesitan dinero, les resultaría más caro endeudarse. Por eso, hemos preguntado en el portal de comparación de préstamos Compinero cómo se pueden conseguir préstamos baratos incluso en entornos económicos de subida de tipos.

1 Comparar

Recomendar comparar puede parecer un tópico, pero suele ser la forma más fácil y rápida de conseguir préstamos baratos.

Al fin y al cabo, lo que es caro o barato es algo relativo y al comparar podemos identificar mejor cada caso.

Por ello, merece la pena hacer el esfuerzo extra de no optar por lo más cómodo y limitarnos a pedir el préstamo en nuestra entidad de confianza. Además de eso, que por supuesto no tenemos que dejar de hacerlo, conviene buscar otras 2 – 4 entidades más para ver qué nos ofrecen.

2 Estar dispuesto a afrontar papeleo

Para solicitar buenas condiciones a las entidades lo más importante que puedes ofrecerles es seguridad de que le devolverás el dinero y le pagarás los intereses.

Por supuesto, esto no se consigue transmitiéndoles buenas palabras, sino ofreciéndoles una garantía que típicamente puede ser:

  • Un aval de otra persona o entidad.
  • Una propiedad en garantía.
  • Un seguro.

En cualquiera de los tres casos, ofrecer esta seguridad extra el prestamista conllevará algo de papeleo, pero si tu préstamo es de una cantidad importante, seguramente merezca la pena.

3 Esperar a ofertas

El problema de las ofertas es que no suelen venir cuando nosotros las necesitamos, sino cuando a las entidades les viene bien.

Si puedes permitirte esperar y te has dado cuenta de que tu entidad ofrece préstamos más baratos en oferta de cuando en cuando, tener un poco de paciencia puede ser una solución, aunque ten en cuenta que en un entorno en el que los tipos de interés estén subiendo, también te arriesgarías a que tras esperar unos meses, el financiamiento resultase todavía más caro.

4 Cambiar de banco

Muchas veces parece que las entidades solo valoran a los nuevos clientes y no a los fieles. Si a esto añadimos que normalmente una entidad te ofrecerá mejores condiciones si tienes tu nómina domiciliada, puedes tratar de conjugar una buena oferta por llevarte tu nómina a otro banco con las condiciones mejoradas que ofrezca el nuevo banco para los préstamos de clientes con la nómina domiciliada en la entidad.

Por supuesto, no es una decisión a tomar a la ligera. Cambiar de banco causa algunos inconvenientes y también hay que tener en cuenta las condiciones estándar (cuando no se aplique ningún tipo de promoción) de cada entidad.