martes 4/8/20

Conoce qué es la fisioterapia respiratoria y cómo se aplica

 Conoce qué es la fisioterapia respiratoria y cómo se aplica
Conoce qué es la fisioterapia respiratoria y cómo se aplica

Se trata de una especialidad orientada al tratamiento y prevención de enfermedades del aparato respiratorio. Un fisioterapeuta especializado puede ayudar a combatir bronquitis, neumonías, EPOC, bronquiectasias y asma, entre otros padecimientos que afectan directa o indirectamente las vías respiratorias. 

Se suele decir que “si la medicina es la ciencia que da años a la vida, la fisioterapia es la ciencia que da vida a los años”. En efecto, este método curativo de enfermedades y lesiones físicas, devuelve calidad de vida y bienestar a los pacientes, gracias a la combinación de agentes como la luz, el calor, el frío, el ejercicio físico, los masajes, las radiaciones luminosas, etc.

Como cualquier ámbito relacionado con la salud y la investigación, la fisioterapia evoluciona al ritmo de las necesidades de los pacientes y se diversifica en tratamientos cada vez más precisos y efectivos.

Uno de ellos es la fisioterapia respiratoria, sobre la que hablaremos en este artículo.

Quiénes pueden realizar fisioterapia respiratoria 

Algunos especialistas como Nuria Ponce Ayllón, al frente del Centro de Fisioterapia Nuria Ponce, ya aplican este tratamiento a pacientes con enfermedades y molestias del aparato respiratorio, obteniendo fabulosos resultados.

El profesional en cuestión debe analizar cuál es la técnica más adecuada para cada paciente, ya que depende de muchos aspectos.

Las sesiones de fisioterapia en la ciudad de Cuenca, de especialidad respiratoria o cualquier otro tipo, pueden llevarse a cabo en alguna una consulta o a domicilio, pero siempre debe estar a cargo de una Clínica de Fisioterapia debidamente certificada.

Enfermedades respiratorias y resultados 

La fisioterapia respiratoria en adultos puede aplicarse para casos de bronquitis o neumonías, aunque también en caso de enfermedades crónicas como EPOC, bronquiectasias, enfermos neuromusculares con afectación respiratoria, asma, cáncer, trasplante pulmonar, etc.

Estos son algunos de sus resultados:

  • Facilita la movilización y expectoración de secreciones
  • Previene complicaciones en la post-cirugía de tórax y abdomen
  • Mejora la ventilación pulmonar y oxigenación
  • Reduce las dificultades respiratorias y ahogos
  • Es decir, restaura el sistema respiratorio para un funcionamiento óptimo.

Para los niños también

Un especialista en Fisiorespiración Infantil podrá tratar problemas que aparecen en los primeros meses o años de vida, como bronquitis, neumonías y catarros de vías altas y cualquier otra enfermedad que afecte la función respiratoria.

Como consecuencia, se percibe una mejora en la calidad de vida del bebé o niño y de su entorno familiar, ya que mejora la alimentación, el descanso, disminuye la tos, etc.

Uno de los objetivos es desplazar secreciones bronquiales hacia el exterior con suavidad para no colapsar los bronquios inflamados. Esto se consigue con las manos del adulto actuando sobre el pecho del bebé o niño, valorando la aceptación y mejora del mismo.

Se pueden aplicar vibraciones y presiones torácicas, siempre con movimientos costales de forma pasiva, regulándolas de acuerdo a la edad y tamaño del niño o bebé.

En algunos casos puede aplicarse una fuerza controlada sobre el abdomen para regular los movimientos del diafragma, siempre con la precaución de realizarlas transcurridas dos o más horas desde la última comida.

Algunos fisioterapeutas respiratorios infantiles, estimulan a niños en la realización de juegos de soplar, como hacer pompas de jabón, hacer burbujas con pajitas, etc. En todo caso, se intentará que la sesión tenga la menor duración posible, ya que para los niños tan pequeños puede ser muy agobiante.

Cómo es una sesión de fisiorespiración

En duración y precio, una sesión de FisioRespiración no se diferencia del resto de la fisioterapia. Las técnicas empleadas en adultos son muy variadas: ejercicios respiratorios, movilizaciones, masajes, cupping (ventosas), utilización de tecnología para drenar las secreciones o incorporación de dispositivos electromecánicos para asistir a pacientes que además tienen inmovilidad.

También se puede realizar la desobstrucción bronquial mediante técnicas manuales para eliminar excesos de secreciones y un plan de kinesioterapia respiratoria, que atienda a la corrección de alteraciones oseo-musculares y la obstrucción bronquial.

La reeducación al esfuerzo también es una técnica de fisiorespiración, brindando un protocolo de ejercicios terapéuticos específicos para que el paciente pueda realizar las actividades de su vida cotidiana sin tener fatiga o disneas.

Cuando la fisioterapia respiratoria se aplica en bebés o niños, es normal que lloren durante la sesión pero los padres pueden estar presentes todo el tiempo para calmarlos y acompañarlos.

Fisioterapia respiratoria en los posoperatorios

Luego de intervenciones quirúrgicas de tórax, corazón o abdomen, las condiciones respiratorias de algunos pacientes pueden complicarse.

En estos casos, puede aplicarse un protocolo de fisioterapia respiratoria posoperatoria horas después de la cirugía en la misma Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para evitar cuadros más complicados y devolver fluidez al sistema respiratorio.

Una vez superados los primeros días de recuperación, podrá plantearse un tratamiento para reeducar el esfuerzo hasta su alta definitiva.

Otras áreas de intervención

Existen algunas molestias y enfermedades que aunque no se localicen en el sistema respiratorio, le afectan directa o indirectamente y por lo tanto, son susceptibles a la fisioterapia respiratoria:

  • Enfermedades orofaciales
  • Reeducación de la deglución
  • Enfermedad de Parkinson
  • Mal de Alzheimer
  • Esclerosis múltiple

Consejos a la hora de elegir un profesional de fisioterapia respiratoria

El rol de un fisioterapeuta especializado es fundamental para el éxito del tratamiento.

Antes y durante la sesión ayudará y guiará el paciente para la ejecución de las maniobras y la realización de ejercicios, pero además deberá enseñar técnicas al paciente y a su familia o acompañantes.

En todo momento deberá supervisar los movimientos y técnicas, motivando al paciente e implicando a su familia para una correcta recuperación.

Por todos estos motivos, a la hora de ponerse en manos de un fisioterapeuta respiratorio, debemos elegir centros avalados, certificados y recomendados. La salud de nuestro sistema respiratorio es básica para una buena calidad de vida y evitar trastornos y enfermedades.

Más información en vídeos 
Comentarios