Los taxistas de Castilla-La Mancha se convierten en Puntos Violeta contra la violencia de género

Los taxistas de la región llevarán una guía informativa con los recursos a disposición de las víctimas de violencia de género y pegatinas que les identificarán como tales y que muestran un código QR desde el que también se puede descargar esa información
Los taxistas de Castilla-La Mancha se convierten en Puntos Violeta contra la violencia de género
photo_camera Los taxistas de Castilla-La Mancha se convierten en Puntos Violeta contra la violencia de género

Un millar de taxis de Castilla-La Mancha actuarán como Puntos Violeta y se convertirán así en un recurso de información contra la violencia de género para poder ayudar a las víctimas en, particular, y la ciudadanía en general.

El delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, les ha agradecido públicamente su compromiso , tras entregar al presidente de la Federación Regional de Taxis, Manuel García, el material que les acredita como Puntos Violeta, en unn acto que se ha realizado a las puertas de la Subdelegación del Gobierno en Ciudad Real, con la asistencia de la subdelegada, María Ángeles Herreros, y de la delegada provincial de Igualdad, Manuela Nieto.

La campaña Punto Violeta la impulsa la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha con diversas instituciones y colectivos con el objetivo de realizar acciones encaminadas a la erradicación de la violencia de género.

“El objetivo fundamental es que una mujer, o cualquier ciudadano, sepa que en su taxi, en su farmacia, panadería, librería o en los lugares que visita habitualmente, tiene un lugar donde solicitar ayuda o conocer qué mecanismos tiene que seguir para acabar con una situación de violencia que esté sufriendo en un momento determinado”, ha explicado el delegado.

Con la adhesión de la Federación de Taxis de Castilla-La Mancha, la sociedad castellano-manchega contará con una nueva herramienta de información frente a la violencia de género.

Tierraseca les ha aplaudido este gesto a todos los taxistas de la región, “este gesto que, aunque parece sencillo, estoy convencido de que va a tener una gran repercusión en el camino hacia la igualdad entre mujeres y hombres”, con la importancia que representa, además, la presencia de este colectivo en el mundo rural, ha dicho.

El delegado del Gobierno, además, ha puesto de manifiesto la relevancia de que, en la lucha contra la violencia de género, se trabaje de forma coordinada entre las administraciones, algo que ha agradecido a la Junta de Comunidades, a las diputaciones provinciales y a los ayuntamientos.

Asimismo, ha recordado que también se quiere incorporar a las Policías Locales en esta lucha, para trabajar conjuntamente con la Policía Nacional y la Guardia Civil y reforzar las actuaciones, y actualmente son 10 los municipios incorporados y 18 los que están en trámite.

Ha indicado que h a dado instrucciones a los subdelegados para que, en las Juntas Locales de Seguridad para preparar las fiestas patronales de los municipios, se instale también un Punto Violeta.

Tierraseca ha insistido en que “frente a las actitudes negacionistas, están los datos” y éstos reflejan que actualmente, en Castilla-La Mancha hay 3.954 mujeres con un caso activo, son “casi 4.000 mujeres que necesitan algún mecanismo de protección, y de, ellas, 828 residen en la provincia de Ciudad Real, lo que demuestra la magnitud de este problema”.

A ello se añade el hecho preocupante de que “hoy en Castilla-La Mancha existe un caso calificado como extremo, que requiere una protección permanente, y que está también en la provincia de Ciudad Real”, donde se localizan, asimismo, 16 de los 32 casos graves, calificados como de riesgo alto, de la región.

El delegado ha concluido animando a los ciudadanos, colectivos e instituciones a adherirse a la lucha contra la violencia de género, a la que se acaba de incorporar el colectivo de taxistas como primero en dar este paso de forma específica. 

Comentarios