jueves 28.05.2020

Se usarán este mes los pozos de recarga para encharcar el Parque de Las Tablas de Daimiel

Por otra parte, los empresarios de turismo organizan una marcha para pedir salvar Las Tablas de Daimiel
Se usarán los pozos de recarga para encharcar el parque de Las Tablas de Daimiel
Se usarán los pozos de recarga para encharcar el parque de Las Tablas de Daimiel

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha anunciado que se van a utilizar los pozos de recarga para tratar de conseguir un encharcamiento de entre 600 y 700 hectáreas del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, humedal muy afectado por la grave sequía.

A preguntas de los periodistas en su comparecencia para informar de los acuerdos del Consejo de Gobierno, Martínez Arroyo ha explicado que el humedal manchego está atravesando por una situación difícil debido a la sequía de los últimos siete años, la más grave y larga por la que pasa toda España desde 1995.

Para la supervivencia del parque nacional, si no llueve, solo hay dos alternativas: un trasvase desde los pantanos de cabecera del Tajo -Entrepeñas y Buendía- que también están en una situación "terrible" y almacenan agua solo al 26 % de su capacidad, o la utilización de los pozos de recarga.

El consejero ha dicho que, en contacto con el Ministerio de Transición Ecológica, consideran que esta última es la mejor solución, de manera que los pozos de recarga ya se están probando y se pondrán en marcha previsiblemente antes de fin de mes.

Los pozos pueden aportar agua de manera directa al parque de forma que se consiga un encharcamiento de hasta 600 o 700 hectáreas, lo que supone el 40 % de la superficie del parque que llega a las 1.700 hectáreas.

La situación climatológica no es nada halagüeña puesto que ya es el final del invierno, no llueve y no queda nieve que pueda aportar agua a los ríos y embalses, por tanto, se hará necesario utilizar los pozos de recarga que en su momento se construyeron en el parque.

Martínez Arroyo ha asegurado que se actuará con prudencia para no perjudicar a otras zonas y otras actividades.

Ha añadido que se trata de una actuación razonable teniendo en cuenta la situación de sequía.

El consejero ha insistido en que el uso eficiente del agua es crucial, porque es un bien escaso y un recurso público, y ha añadido que el Alto Guadiana es un ecosistema de equilibrio frágil, en el que es necesario mantener la actividad económica que aporta riqueza y mantener espacios tan singulares como las Tablas.

Tratarán de que este ecosistema pueda llegar en buen estado al verano, que es "la época más interesante para el parque y la más difícil".

MARCHA PARA PEDIR SALVAR EL PARQUE

En otro orden, la Asociación Turística Tablas de Daimiel ante la situación de "agonía hídrica" que vive el Parque Nacional, con apenas 70 hectáreas encharcadas del alrededor de 1.800 posibles, ha organizado una marcha para el próximo día 29 de marzo para pedir medidas urgentes.

Bajo el lema 'Las Tablas se mueren. ¡Defiéndelas!' quieren así llamar la atención sobre la necesidad de agua que tiene este ecosistema, sus repercusiones sobre el medio ambiente y los servicios turísticos que genera.

La marcha se desarrollará a partir de las 12:00 horas, desde el Molino de Molemocho hasta el Centro de Visitantes del parque.

Los empresarios turísticos, según han informado este martes en un comunicado de prensa, han pedido que se sumen los comercios que lo deseen, mientras que los miembros de la asociación han anunciado que cerrarán sus negocios durante el tiempo que dure el camino.

El presidente de la asociación, Jesús Pozuelo, ha explicado que los empresarios lo que reclaman es que se cumpla la ley y, en consecuencia, el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) aprobado en 2018, que indica claramente que el parque no debe bajar de las 600 hectáreas inundadas.

Pozuelo ha recordado que "se solicitó el trasvase por parte de la Comisión Mixta en noviembre del 2019 y fue apoyado por el Patronato, pero no se ha hecho nada".

Por ello, exigen que se realice un trasvase como medida coyuntural a corto plazo "para salvar el estado de agonía que vive el parque nacional".

Pozuelo ha subrayado que los empresarios son conscientes de que "hay que tomar medidas a medio y largo plazo, pero que las Tablas están sufriendo colapso, incluso con turbas en algunas zonas, y la masiega está cada vez más degradada".

La falta de agua, ha indicado, "está provocando también una invasión de especies vegetales en el lecho del río que supondrá en un futuro una gestión económica muy potente, además de lo que va a afectar a la avifauna, en el paso migratorio de primavera a verano".

Por otro lado, el presidente de la asociación ha recalcado también el impacto turístico y económico que va a tener en los empresarios por el descenso del número de visitantes al parque, lo que, ha dicho, puede suponer una pérdida de 9,3 millones de euros según el estudio que realizó el Organismo de Turismo de Parques Nacionales sobre el consumo de los turistas en Las Tablas.

Más información en vídeos 
Comentarios