sábado 23/1/21

Los vendedores ambulantes denuncian su "situación crítica" en Ciudad Real

Zamora y Caballero apoyan las peticiones de los vendedores ambulantes y se solidarizan con ellos pero inciden en que hay que cumplir las normas sanitarias
Los vendedores ambulantes denuncian su "situación crítica" en Ciudad Real - Fotografía: Lanza/Elena Rosa
Los vendedores ambulantes denuncian su "situación crítica" en Ciudad Real - Fotografía: Lanza/Elena Rosa

Los vendedores ambulantes de Ciudad Real han denunciado este viernes su "situación crítica" con una protesta motorizada que ha recorrido las principales calles de Ciudad Real en la que bajo el lema 'Mercadillos Abiertos Ya' han reivindicado poder trabajar al cien por cien ya que se trata de un comercio seguro al ser al aire libre.

Así lo ha manifestado la secretaria provincial de la Asociación de Vendedores Autónomos de Mercadillos (Avamer), Francisca Sánchez, en declaraciones a los medios, en las que ha mostrado en nombre del colectivo el malestar que sienten por las restricciones que han sufrido durante estos meses de crisis sanitaria.

Ha pedido a Sanidad que empiece ya a trabajar para que se tenga en cuenta la Proposición No de Ley (PNL) que se aprobó la pasada semana en las Cortes regionales en la que "todos los partidos incluido el Gobierno regional" apoyaron la venta en mercadillos como comercio seguro y esencial y que permite a los ayuntamientos ampliar espacio para que se puedan instalar el cien por cien de los puestos con la distancia de seguridad establecida legalmente.

Según ha cuantificado, en la provincia habrá unos 1.600 vendedores ambulantes y detrás de cada uno hay una familia con los gastos y compromisos económicos pertinentes. "No somos números, somos personas", ha añadido, explicando que solo piden los mismos derechos que tiene cualquier comercio, considerando discriminatorio los controles de aforos que imponen a los mercadillos frente a los de las grandes superficies, siendo estos últimos espacios cerrados.

Ha pedido ayuda para el sector por parte de las instituciones y considera que con lo que se ha conseguido en las Cortes tienen una base para poder hacerlo.
El colectivo ha entregado un manifiesto con sus reivindicaciones en la Diputación Provincial, la Delegación de la Junta en Ciudad Real, la Delegación de Sanidad y el Ayuntamiento.

APOYO DE LA ALCALDESA

Por su parte, la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha asegurado que apoya las peticiones de los vendedores del mercadillo de Ciudad Real pero ha afirmado que no se van a saltar las normas de Sanidad porque "estamos en pandemia y siguen contagiándose y muriendo gente en nuestra ciudad".

En este sentido, la primera edil ha explicado que la concejal de Consumo se ha reunido varias veces con los representantes de los vendedores ambulantes y que sigue a su disposición para hacerlo pero que la situación del mercadillo viene marcada por las indicaciones de Sanidad.

Es verdad, ha matizado, que hubo una Proposición No Ley en las Cortes de Castilla-La Mancha pero que se está concretando y hasta ahora las medidas que tiene la ciudad son de nivel 2 y el mercadillo se está haciendo con estas medidas.

También ha querido explicar el por qué de número de puestos que se permiten: "La norma dice que es un tercio de los puestos que van normalmente y no del espacio".

Ha recordado que se ha conseguido que fuese de todos los sectores y que es consciente que están pidiendo que se retire el perímetro pero, ha justificado que un sábado se pueden congregar más de 2.000 personas en el recinto, por lo que es necesario para el control de aforo.

DIPUTACIÓN

En el mismo sentido, el presidente de la Diputación provincial, José Manuel Caballero, ha expresado este viernes su solidaridad con el colectivo de los vendedores de los mercadillos de la provincia pero ha apelado a cumplir las normas de las autoridades sanitarias impuestas a causa de la pandemia de coronavirus.

Una declaraciones que ha hecho el presidente de la institución provincial tras un ruego del Partido Popular en el pleno que se ha celebrado este mismo viernes mientras el colectivo de vendedores de mercadillo ha realizado una protesta motorizada por las calles de la capital y ha entregado su manifiesto, entre otras instituciones, en la propia Diputación.

Caballero ha querido mostrar todo el afecto, la solidaridad y el apoyo de la Diputación con este colectivo, que es consciente "que lo están pasando muy mal" pero ha agregado que, en este asunto, los representantes políticos lo que tienen que hacer es "seguir las instrucciones de los profesionales sanitarios aunque estas puedan ser difíciles de entender y no queda más remedio que acatarlas".

Comentarios