jueves 02.04.2020

Funcionarios de prisiones de Ciudad Real urgen que se les dote de mascarillas

Los sindicatos con representación en Instituciones Penitenciarias, Acaip-UGT, APFP, CCOO y CSI-F, han reclamado guantes y equipos de protección individual (EPI) para evitar la propagación del COVID-19

Los empleados públicos de Instituciones Penitenciarias (IIPP) de Herrera de la Mancha y Alcázar de San Juan (Ciudad Real) han urgido a que, de manera inmediata, se les dote de los medios adecuados para realizar su trabajo, principalmente de mascarillas.

En un comunicado conjunto, los sindicatos con representación en Instituciones Penitenciarias, Acaip-UGT, APFP, CCOO y CSI-F, han reclamado guantes y equipos de protección individual (EPI) para evitar la propagación del COVID-19, tal y como han solicitado a la propia institución penintenciaria y a la consejería de Sanidad, que es la que tiene la autoridad sanitaria en la región. 

Los sindicatos han lamentado que la Administración "no haya sido previsora y no ha abastecido de los medios adecuados para afrontar esta crisis sanitaria".

Han recordado, además, que los funcionarios de prisiones "prestan un servicio público esencial durante las 24 horas del día con una población reclusa inmodeprimida y con patologías previas, en un medio cerrado en el que el contagio del coronavirus podría llevar al caos a las prisiones". 

Tras destacar la profesionalidad de los funcionarios, han subrayado que se llevan pidiendo medidas preventivas desde el pasado día 3, a las que, según han dicho, la Secretaría General se ha ido negando "hasta que finalmente las ha tenido que ir acordando a la vista de los acontecimientos". 

Tal es así, han puntualizado, que finalmente se ha terminado aprobando un protocolo específico para el ámbito de las prisiones, que "aunque tiene carencias era imprescindible", han manifestado.

También han celebrado que, finalmente, se hayan terminado cerrando los talleres productivos, se hayan suprimido los permisos o suspendido las visitas de los familiares, unas medidas que "aunque han tardado demasiado en llegar, eran vitales para proteger a la población reclusa y a los trabajadores del contagio del virus".

Por último, han incidido en la necesidad de que se desinfecten diariamente los diferentes departamentos e instalaciones de uso comunitario en prisiones como Herrera de la Mancha y Alcázar de San Juan, ya que las dos fuentes de contagio principales son la respiratoria y el contacto con superficies contaminadas.

Más información en vídeos 
Comentarios