domingo 27/9/20

Ciudad Real no descarta pedir la declaración de zona catastrófica tras la tormenta de granizo

Un climatólogo asegura que la fuerte tormenta de granizo caída en Ciudad Real fue una supercélula

 

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en el Consistorio para hacer primeras valoraciones tras la tormenta de granizo caída en la ciudad
La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en el Consistorio para hacer primeras valoraciones tras la tormenta de granizo caída en la ciudad

El Ayuntamiento de Ciudad Real, que está en contacto con otras administraciones como la Subdelegación del Gobierno, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Diputación Provincial, no descarta pedir la declaración de zona catastrófica tras la granizada que ayer asoló la capital manchega, pero de momento está evaluando los daños y ha puesto a disposición de los vecinos un correo para que los notifiquen.

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, en una rueda de prensa que ha ofrecido este miércoles, ha explicado que el consistorio está recabando toda la información necesaria para evaluar los daños y tomar una decisión en este sentido.

La edil ha indicado, a preguntas de los medios de comunicación, que ha hablado con el presidente de la Federación Empresarial de Ciudad Real (Fecir), Carlos Marín, cuya organización ya ha pedido que Ciudad Real sea declarada zona catastrófica.

"Nosotros no nos cerramos a ninguna posibilidad, pero tienen que entender que en el día de hoy estamos realizando valoración de daños", ha indicado Zamora, quien ha insistido en la importancia ahora de "hacer un recuento de los daños".

En este sentido, ha comentado que "el equipo de Gobierno no cierra ninguna puerta ni ninguna posibilidad de pedir colaboración a otras administraciones".

El consistorio ha puesto en marcha un correo electrónico ([email protected]) con el objetivo de que todos los vecinos afectados por la tormenta y que han sufrido desperfectos lo comuniquen para valorar los daños de la granizada que ha asolado a la capital.

La granizada causó múltiples destrozos en vehículos, viviendas, edificios y comercios, así como algunas inundaciones en diferentes calles de Ciudad Real.

La alcaldesa se ha referido a los numerosos daños materiales que se han producido en la ciudad y ha explicado que la tormenta de granizo que arrancó a las seis de la tarde, descargó 7,6 litros por metro cuadrado en pocos minutos en forma de granizo de grandes dimensiones.

En breves minutos dejó multitud de vehículos afectados, claraboyas, cristales o mobiliario de jardín y de patio afectados, así como una gran cantidad de hojas caídas por los árboles en toda la ciudad.

A las 22:40 horas se registró otra nueva granizada que descargó 15 litros por metro cuadrado y que provocó "algunas inundaciones" por los imbornales que estaban atascados por las hojas, como en la zona de la puerta de Toledo.

La tormenta, ha señalado, ha producido también daños en algunos edificios municipales como el Museo López Villaseñor, que se ha visto obligado a cerrar temporalmente sus puertas.

La edil ha comentado que las obras expuestas no han sufrido daños, si bien, el museo no está en condiciones para poder estar abierto al público.

También ha dado a conocer que se han registrado desperfectos en el Antiguo Casino, además de en otros edificios municipales donde se han producido roturas de cristales, claraboyas o persianas.

La alcaldesa de Ciudad Real, que ha dado las gracias a la labor que realizaron durante el día de ayer y hasta bien entrada la madrugada los miembros de la Policía Local, Protección Civil, Servicio de Limpieza y Aquona, ha indicado que afortunadamente no se han tenido que lamentar daños personales.

Si bien, ha terminado diciendo que en el servicio de Urgencias del Hospital General Universitario de Ciudad Real tuvieron que ser atendidas algunas personas afectadas por algún traumatismo ocasionado por los golpes del granizo.

VISITA DE PICAZO

Por su parte, la teniente de alcalde y la portavoz municipal Eva María Masias y el concejal de Promoción Económica, Pedro Maroto, han acompañado a la diputada regional de Cs Úrsula López y a la portavoz regional de la formación naranja, Carmen Picazo, en un recorrido por la ciudad para ver de primera mano los daños producidos por los fenómenos meteorológicos sufridos por la ciudad.

Han querido así apoyar "al ayuntamiento en esa petición a la junta para que colabore en estos siniestros que se han producido", tal y como ha afirmado Picazo tras mostrase "impactada" por el gran tamaño del granizo y ha expresado como Ciudad Real es una ciudad solidaria que va "arrimar el hombro" para volver a la normalidad lo antes posible.

Masías ha querido agradecer a los servicios municipales y la ciudadanía por unirse "en estos momentos tan difíciles" y ayudarse porque una ciudad "se hace entre todos" y ha pedido paciencia a la ciudadanía para que todo vuelva a la normalidad.

FECIR PIDE SE DECLARE ZONA CATASTRÓFICA

De su lado, la Federación Empresarial de Ciudad Real (Fecir) va a solicitar la declaración de zona catastrófica para Ciudad Real, tras la tormenta que ha ocasionado graves pérdidas para el sector empresarial.

El presidente de Fecir, Carlos Marín, ha manifestado que, tras unas primeras valoraciones que se han tomado con diferentes sectores como pueden ser la automoción, hostelería, comercio y el sector agrario, los daños ocasionados por este tormenta han sido cuantiosos.

Y no sólo para el mundo de la empresa, también para las familias de la capital, por lo que la organización ha pedido a las administraciones competentes que se declare cuanto antes la zona catastrófica por "el grave perjuicio económico" que, según estas primeras estimaciones, van a ser cuantiosas", ha dicho Marín este miércoles en un comunicado de prensa.

Fecir se ha mostrado abierta a toda colaboración con las administraciones y a informar sobre los daños que ha supuesto esta tormenta, como también a colaborar y asesorar a todo negocio que se haya visto perjudicado.

Desde la tarde de este martes se puso en contacto con responsables de asociaciones integradas en la organización empresarial como son Hostelería y Turismo, Automoción (APEA), Comercio, para conocer de primera mano los destrozos materiales, tras el paso de la tormenta.

En una primera estimación, establecimientos como hoteles, bares y restaurantes han visto como se han producido inundaciones, rotura de mesas, sillas, toldos, tejados, cubiertas y placas solares.

Por lo que respecta al sector de automoción, por ejemplo, hay grandes desperfectos también en vehículos, incluso ya matriculados , una media de más de medio centenar, al menos, en cada uno de los concesionarios.

Asimismo se han producido desperfectos en gran número de tiendas y negocios, problemas de instalaciones eléctricas, inundaciones, goteras, rotura de ventanas, por lo que es necesario y vital, "cuanto antes, dar respuesta y ofrecer soluciones ante estos graves daños, que se suman ya a una situación de crisis sin precedentes durante los últimos meses en el sector empresarial, principalmente pymes, micropymes y autónomos", ha subrayado Marín.

LA TORMENTA FUE UNA SUPERCÉLULA

Por otra parte, el climatólogo y experto en riesgos naturales y cambio climático Jonathan Gómez Cantero, que además es presentador de 'El Tiempo' en CCM, ha explicado que la granizada de este martes por la tarde en Ciudad Real fue una supercélula, la tormenta más compleja y organizada que existe.

La tormenta, que llegó a tener de altura lo mismo que dos Everest, ha asegurado en declaraciones a Efe que "fue la encargada de gestar el granizo que barrió la ciudad".

Este tipo de tormentas, ha explicado, forman parte del grupo de las más severas que se pueden formar en la Península Ibérica.

Son células tormentosas independientes, pero muy bien organizadas en su interior que incluso llegan a rotar sobre sí mismas y, en casos excepcionales, son capaces de formar incluso tornados.

Algunas de las imágenes tomadas por los vecinos de Ciudad Real, ha señalado, muestran la estructura de la tormenta llegando a la ciudad donde incluso en algunos vídeos se aprecia cierta rotación de la nube.

Las nubes de tormenta denominadas cumulonimbos se desarrollan verticalmente y en este caso llegaron a superar los 14 kilómetros de altura e incluso alcanzando los 16 kilómetros.

"Una tormenta muy alta y que es capaz de originar el granizo del gran tamaño que cayó sobre la ciudad", ha explicado el meteorólogo.

Gómez Cantero ha señalado que tal y como indicaban las previsiones, la jornada del martes estuvo marcada por las tormentas que dejaron algunas inundaciones y también algunas granizadas que "pasarán a la historia de la región".

La llegada de un embolsamiento de aire frío en las capas altas de la atmósfera generó una gran inestabilidad después de varias semanas consecutivas de temperaturas extremadamente altas.

Es durante este tipo de situaciones cuando se pueden generar los sistemas tormentosos más intensos y torrenciales.

Más información en vídeos 
Comentarios