Detenidos dos empresarios por explotación laboral: pagaban 600 euros por 11 horas de trabajo

Las víctimas, dos mujeres extranjeras en situación irregular en España, se encontraban en una situación de completa indefensión soportando abusivas jornadas laborales a cambio de salarios muy bajos y condiciones laborales pésimas
En la imagen de archivo la Comisaría de la Policía Nacional en Puertollano (Ciudad Real)
photo_camera En la imagen de archivo la Comisaría de la Policía Nacional en Puertollano (Ciudad Real)

La Policía Nacional ha detenido en Puertollano (Ciudad Real) a dos personas como presuntos autores de sendos delitos contra los derechos de los trabajadores (explotación laboral).

Las víctimas, dos mujeres extranjeras en situación irregular en España, se encontraban en una situación de completa indefensión soportando abusivas jornadas laborales a cambio de salarios muy bajos y condiciones laborales pésimas.

Según informa la Policía Nacional, las investigaciones se iniciaron en el marco de los operativos para el control del empleo irregular y la explotación laboral que habitualmente realiza la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional apoyados por la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social.

Las víctimas, que trabajaban en un hotel y un restaurante respectivamente sin ser dadas de alta en la Seguridad Social, percibían remuneraciones que oscilaban entre los 600 y 700 euros al mes.

Una de ellas, llegó a percibir tan sólo un total de 350 euros en sus primeros cuatro meses de trabajo y en los sucesivos, se le descontaron de su salario neto de 600 euros la cantidad de 200 euros en concepto de alojamiento.

La investigación policial y el análisis operativo de la documentación intervenida por los agentes, determinó que los dos empresarios eran conocedores de la situación de necesidad de las víctimas y, a sabiendas de que no tenía autorización de trabajo en España por encontrarse en situación irregular en nuestro país, las sometían a jornadas ininterrumpidas diarias de entre 11 y 15 horas de trabajo.

A los dos detenidos, uno de ellos también de origen extranjero, se les imputa un delito de explotación laboral o contra los derechos de los trabajadores.

Comentarios