miércoles 23/6/21

Piden 12 años de prisión para una mujer que intentó asesinar a su expareja

La acusada pidió a su expareja que cambiara el pañal de su hijo y cuando se acomodó en el sofá para hacerlo, de espaldas a la cocina, ésta aprovechó para entrar en ella y coger un cuchillo de 17 centímetros de hoja y 28,05 centímetros de longitud, y se dirigió hacia él con ánimo de acabar con su vida, y, "sorpresivamente, sin posibilidad de defensa alguna” y le asestó una puñalada por la espalda
En la imagen de archivo la Audiencia Provincial de Ciudad Real donde está previsto se celebre el juicio
En la imagen de archivo la Audiencia Provincial de Ciudad Real donde está previsto se celebre el juicio

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ciudad Real juzgará el 18 y el 19 de mayo a V.C.L., acusada de un delito de atentado de asesinato, con la agravante de parentesco, contra su expareja al que asestó varias puñaladas, por lo que el Fiscal pide una pena de 12 años de prisión.

Los hechos ocurrieron en la vivienda que ambos habían compartido, en el barrio de Los Ángeles, de Ciudad Real, desde diciembre de 2016 a febrero de 2018, cuando cesó la convivencia y la relación sentimental, fruto de la cual nació un hijo común, que había quedado en custodia de la acusada, que vivía en esa casa, según el escrito de acusación consultado por EFE.

El hombre, que presentó una demanda el 8 de febrero de 2018 sobre guardia y custodia contra la acusada, que fue admitida a trámite, visitó al menor el 6 de abril de 2018 como otras veces, aunque en esta ocasión discutieron por la demanda y el denunciante le dijo a su expareja que no vería más a su hijo hasta que hubiese resolución judicial.

La acusada pidió a su expareja que cambiara el pañal de su hijo y cuando se acomodó en el sofá para hacerlo, de espaldas a la cocina, ésta aprovechó para entrar en ella y coger un cuchillo de 17 centímetros de hoja y 28,05 centímetros de longitud, y se dirigió hacia él con ánimo de acabar con su vida, y, "sorpresivamente, sin posibilidad de defensa alguna” y le asestó una puñalada por la espalda.

El Fiscal relata que el denunciante, con merma de su capacidad física, se levantó del sofá, poniéndose de frente a la acusada, quien, con idéntico ánimo homicida, propinó una segunda puñalada en la zona del pecho que él logró desviar impactando en la cara anterior del tercio superior del brazo izquierdo.

Posteriormente se inició un forcejeo en el que el hombre trató de arrebatar, sin éxito, el cuchillo a la acusada, cayendo ambos al suelo, momento en el que la mujer le profirió una tercera puñalada en la cara posterior del antebrazo derecho a la altura del codo, además de sufrir heridas en la mano al intentar coger el filo del cuchillo.

Los hechos ocurrieron delante del hijo biológico de ambos y, además de los 202 días que tardó en curar sus heridas, la víctima perdió calidad de vida por las intervenciones quirúrgicas sufridas al no poder mover los tres últimos dedos de su mano derecha, que le impiden hacer pinza con el pulgar, entre otras dificultades.

La acusada también deberá indemnizar a su expareja con 121.350 euros, por los días de hospitalización, sanación, secuelas, perjuicio estético, daño moral causado por la pérdida de autonomía para el desempeño de sus actividades cotidianas básicas, y por incapacidad permanente para poder seguir trabajando como conductor de autobús.

Comentarios