martes 27/10/20

Unidad de Asma Grave de Ciudad Real, acreditada por Sociedad de Alergología

En la mayoría de los casos su causa es alérgica, por lo que se convierte en el segundo motivo de consulta en Alergología, por detrás de la rinitis alérgica
Unidad de Asma Grave de Ciudad Real, acreditada por Sociedad de Alergología
Unidad de Asma Grave de Ciudad Real, acreditada por Sociedad de Alergología

La Unidad de Asma integrada en el servicio de Alergología del Hospital General Universitario de Ciudad Real, centro dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha sido acreditada como Unidad de Asma Grave por la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica. De esta manera, se reconoce que cumple los requisitos profesionales y técnicos para llevar a cabo el control de este grupo de pacientes, tal y como ha explicado el doctor Francisco Feo Brito, jefe del servicio de Alergología en el área de Ciudad Real.

El asma es una enfermedad crónica, que afecta al 5 por ciento de la población, duplicando su prevalencia en la infancia. En la mayoría de los casos su causa es alérgica, por lo que se convierte en el segundo motivo de consulta en Alergología, por detrás de la rinitis alérgica, añade, ha informado la Junta en nota de prensa.

La expresión clínica del asma es muy variable, desde casos leves e intermitentes al asma persistente leve o moderada. El control del asma se alcanza en la mayoría de los casos con la desensibilización específica o vacunas de alergia y el tratamiento convencional con inhaladores de mantenimiento y rescate.

Sin embargo, entre el 5 y 10 por ciento de los asmáticos "muestran una tórpida evolución, con alta frecuentación de los servicios de urgencias por descompensación clínica del asma, y afectando notablemente su calidad de vida", han subrayado los doctores Galindo y Borja, especialistas de referencia para este tipo de pacientes. De esta forma, la compleja evolución clínica del asma grave llega a consumir la mitad de los recursos, tanto económicos como asistenciales de la enfermedad, añade el jefe de servicio.

Por este motivo, en el año 2014 se creó la Unidad de Asma Grave en la especialidad y "en la actualidad atiende más de dos centenares de pacientes", ha finalizado Feo Brito.

Los pacientes de asma grave son muy complejos, por lo que además de los tratamientos convencionales son sometidos a tratamientos especiales que requieren un mayor control y seguimiento continuado. En esta línea, los nuevos tratamientos biológicos han supuesto un avance muy importante en el control del asma. Además, la consulta monográfica semanal de asma grave permite un fácil acceso de los pacientes ante cualquier descompensación clínica, permitiendo un rápido control de la enfermedad.

Todos estos aspectos se unen a la importancia de seguir avanzando en la investigación de nuevos tratamientos y dianas terapéuticas que mejoren la calidad de vida de estos pacientes. Con este objetivo se trabaja desde el grupo 'Alergia Ciudad Real' que participa en la línea de investigación del asma grave, de la Red de investigación de Asma, Reacciones Asmáticas y Alérgicas (ARADyAL), integrada en las Redes Temáticas de Investigación Corporativa en Salud (RETICS) del Instituto de Salud Carlos III.

Más información en vídeos 
Comentarios