martes 20.08.2019

Renuevan por 150.000 euros la iluminación de los quirófanos del Hospital de Manzanares

Las obras comprenden la instalación de detectores de presencia y sensores de luminosidad que se colocarán tanto en el área quirúrgica como en el alumbrado exterior, así como la instalación de lámparas quirúrgicas
Renuevan por 150.000 euros la iluminación de los quirófanos del Hospital de Manzanares (Ciudad Real)
Renuevan por 150.000 euros la iluminación de los quirófanos del Hospital de Manzanares (Ciudad Real)

El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) renovará la iluminación del área quirúrgica del Hospital Virgen de Altagracia de Manzanares (Ciudad Real), una actuación enmarcada en el proyecto "Hospital Verde", para favorecer la eficiencia energética y cuya inversión ronda los 150.000 euros.

Las obras, que se iniciarán en las próximas semanas, comprenden la instalación de detectores de presencia y sensores de luminosidad que se colocarán tanto en el área quirúrgica como en el alumbrado exterior, así como la instalación de lámparas quirúrgicas, ha informado la Consejería de Sanidad en nota de prensa.

El cambio de iluminación de tipo fluorescente a tecnología LED supondrá una reducción del 50 por ciento en el consumo eléctrico y se dejará de emitir un 40 por ciento de dióxido de carbono a la atmósfera.

Una de las mayores ventajas de la iluminación LED es que tiene mayor vida útil y permite la posibilidad de regular la intensidad lumínica que sea necesaria en cada momento.

Estas actuaciones se suman a las desarrolladas en los últimos años en los edificios de la Gerencia de Atención Integrada de Manzanares dentro del proyecto ‘Hospital Verde’, encaminadas hacia la sostenibilidad medioambiental de los edificios dependientes del área, fundamentalmente en el hospital dada su antigüedad, ha explicado la directora de Gestión, Cristina Quintana.

El año pasado se realizaron dos actuaciones de sustitución paulatina del actual sistema de iluminación por la tecnología LED, con mejora en las luminarias de las zonas del hospital con mayor potencia instalada y un horario de funcionamiento más amplio como son las áreas de de Urgencias, laboratorio y varias zonas de paso.

Posteriormente, se integró el sistema de iluminación en un programa informático de control remoto para regular la intensidad lumínica y el apagado automático mediante detectores de presencia.

Con estos dos proyectos se ha alcanzado una reducción superior al 53 por ciento de la potencia instalada, “haciendo las instalaciones más sostenibles y eficientes en consumo energético y emisiones de gases a la atmósfera”, ha resaltado Quintana.

Todas las actuaciones, a las que hay que sumar la instalación de placas solares para producción de agua caliente sanitaria, la sustitución de las calderas de gas y de ventanas en diversas zonas y la impermeabilización y aislamiento de la cubierta del hospital, han sido cofinanciadas en un 80 por ciento por el fondo europeo de desarrollo regional dentro del programa operativo FEDER 2014-2020 de Castilla-La Mancha.

Más información en vídeos 
Comentarios