miércoles 1/12/21

Piden suspender inspecciones de caudalímetros durante el Estado de alarma

La CUAS ha subrayado que los técnicos de la empresa pública Tragsa "no ostentan legalmente las potestades de entrada para la inspección de los elementos de control"

La Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas (CUAS) de la Masa Mancha Occidental II ha pedido a la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) la suspensión y aplazamiento de las inspecciones presenciales de caudalímetros hasta que finalice el Estado de Alarma.

Así lo ha asegurado la CUAS en una nota de prensa en la que ha subrayado que los técnicos de la empresa pública Tragsa "no ostentan legalmente las potestades de entrada para la inspección de los elementos de control".

Los regantes han hecho esta petición después de denunciar que el personal del grupo Tragsa, por orden de la CHG, está citando telefónicamente a los usuarios con menos de 24 horas de antelación para inspeccionar los caudalímetros en las explotaciones, en pleno Estado de Alarma y en una de las zonas geográficas más castigadas por la propagación del coronavirus, el Alto Guadiana.

"Se obliga a los agricultores a acudir a las inspecciones para abrir los recintos donde están instalados los contadores, sin disponer en la mayoría de los casos de los correspondientes equipos de protección, poniendo en riesgo su salud, la de los propios técnicos de Tragsa, y, por tanto, la salud de sus propias familias", han lamentado los regantes.

Los servicios jurídicos de la CUAS ha señalado que la normativa decretada por el Gobierno,ante la situación de emergencia sanitaria, establece que "para prevenir y contener la expansión del virus, las labores cuya realización no sea imprescindible llevar a cabo durante la duración del periodo de alarma, deben limitarse o suspenderse".

Por ello, entienden que, en este momento," no es imprescindible, ni urgente ni esencial,realizar este tipo de inspecciones de caudalímetros en los pozos, que ponen en grave riesgo la salud de las personas".

Mancha Occidental II ha informado por escrito de esta petición al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico; a la Dirección General del Agua, de la Secretaria de Estado de Medio Ambiente; al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social; al presidente de Castilla-La Mancha y a las consejerías de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural y Sanidad.

Además, la CUAS ha recordado a sus usuarios la obligatoriedad por ley de instalar caudalímetros en todos los aprovechamientos que aún no cuenten con ellos, en base a la publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha de 15 de diciembre de 2017 del anuncio de la CHG.

En el mismo, la Confederación establecía un plazo improrrogable de un año para la implementación de los correspondientes sistemas para el control de volumen en todos los aprovechamientos de la masa de agua.

La Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas de la Masa Mancha Occidental II cuenta con más de 90.000 hectáreas y unos 9.000 usuarios de municipios de las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo.

Comentarios