miércoles 03.06.2020

Regantes y OPA piden a la CHG mantener el agua para riego en el Alto Guadiana

Por su parte, la Junta de Gobierno de la CHG "ajusta" las dotaciones de agua para riego en el Alto Guadiana
Agricultores castellano-manchegos protestan ante la sede de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) en Ciudad Real para reivindicar mantener las dotaciones de agua para riego en el Alto Guadiana - EFE/ Mariano Cieza Moreno
Agricultores castellano-manchegos protestan ante la sede de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) en Ciudad Real para reivindicar mantener las dotaciones de agua para riego en el Alto Guadiana - EFE/ Mariano Cieza Moreno

Las seis comunidades de regantes y las principales organizaciones profesionales agrarias (OPA), Asaja, UPA y COAG, se han manifestado este jueves ante la sede de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) para reivindicar mantener las dotaciones de agua para riego en el Alto Guadiana.

Los regantes castellano-manchegos han querido mostrar así su rechazo a la propuesta puesta sobre la mesa tanto por la CHG como por la Junta de Castilla-La Mancha de recortar las dotaciones de agua para riego para cultivos leñosos y herbáceos durante la próxima campaña agrícola.

El descenso generalizado que registran los acuíferos de las seis masas de agua en las está dividido el Alto Guadiana ha llevado a plantear a la CHG reducir las dotaciones de riego para el 2020 un 10 % sobre las del año 2019, mientras que la Junta plantea que esta reducción sea del 5 %.

Medio millar de regantes de las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo, según la Policía Nacional, y un millar, según las OPA, se han concentrado a las puertas de la sede la CHG donde se reúne el Consejo del Agua de la Demarcación y la Junta de Gobierno de la Confederación para adoptar una decisión al respecto.

Los agricultores han portado pancartas en las que se podían eslóganes como 'Sin agua no hay vida', 'No a los recortes de agua' o 'Los agricultores del Alto Guadiana no aguantan más recortes'.

En declaraciones a los periodistas, el secretario provincial de Asaja, Florencio Rodríguez, ha acusado a la CHG de "romper la paz social" que ha existido los últimos años en torno al agua y ha señalado que este órgano toma, finalmente, la decisión de recortar el agua su organización realizará actos "mas contundentes" de protesta para reivindicar el derecho de los regantes a poder contar con agua suficiente para sus cultivos.

Según Rodríguez, si la CHG toma esa decisión "será una gran equivocación y un gran error" porque "no hay razones que justifiquen esa bajada de agua, porque el Alto Guadiana está en una situación similar a la que estaba otros años y, sobre todo, mejor que en otros momentos críticos que ha habido a lo largo de los últimos 25 años".

Ha ampliado que "no proceden" más recortes de agua y que lo que debería hacer la CHG es "prologar los planes de extracciones que hubo el año pasado" porque si esto no ocurre "Asaja se verá obligada a convocar acciones de protesta mucho más contundentes".

Rodríguez también ha sido muy crítico con la consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural para lamentar su decisión de apoyar el recorte de agua y de no hacer esfuerzos por promover nuevas infraestructuras que garanticen en el agua a los agricultores.

Por su parte, el secretario autonómico de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), Julián Morcillo, ha advertido que la CHG va a tomar este jueves una decisión "totalmente errónea" al recortar los derechos de agua para riego de los regantes.

"No se puede justificar técnicamente un recorte adicional" a los recortes que ya sufren los agricultores del Alto Guadiana que "desde hace 30 años llevan regando con la mitad de los derechos de agua que tienen asignados", ha defendido.

Y ha añadido que "no hay una zona como esta en España, con 1.500.000 hectáreas de regadío, donde nuestros regantes lleven utilizando el 40 % de sus derechos durante 30 años y ahora se pretenda hacer un recorte adicional del 10%".

Morcillo ha concluido que su organización "no permanecerá cruzada de brazos ante esta decisión" y, al igual que ha advertido Asaja, llevará a cabo igualmente "nuevas medidas" de protesta.

DECISIÓN DE LA JUNTA DE GOBIERNO DE LA CHG

Por su parte, la Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) ha adoptado la decisión de "ajustar" las dotaciones de agua para riego en las seis masas de agua del Alto Guadiana, que se distribuyen a lo largo de varias provincias castellano-manchegas.

El presidente de la CHG, Samuel Moraleda, ha explicado en rueda de prensa, los acuerdos adoptados por el Consejo del Agua de la Demarcación y la Junta de Gobierno de la CHG, en la que se ha puesto de manifiesto que la decisión de realizar estos ajustes obedece a la situación de "alerta" que tienen los acuíferos y el estado de "emergencia" alcanzado por falta de lluvias.

Los recortes de la dotaciones para riego afectarán a las masas de agua de Consuegra-Villacañas, Rus Valdelobos, Mancha Occidental I, Mancha Occidental II, Lillo-Quintanar y Sierra de Altomira.

De esta manera se ha aprobado para 2020 una dotación de 1.980 metros cúbicos por hectárea para los cultivos herbáceos y de 1.400 metros cúbicos por hectárea para los cultivos leñosos que suponen una reducción del 5% y del 6,67% en las masas de agua Mancha Occidental I, Mancha Occidental II y Rus-Valdelobos con respecto a las dotaciones de 2019.

En las masas de agua de Consuegra-Villlacañas, Lillo-Quintanar y Sierra de Altomira se ha aprobado una dotación de 2.100 metros cúbicos por hectárea para los cultivos herbáceos y de 1.400 metros cúbicos por hectárea para los cultivos leñosos que suponen una reducción del 4,5% y del 6,67%, respectivamente para la próxima campaña de riegos del año 2020.

Moraleda ha comentado que al hacer estos ajustes se ha tomado en consideración la propuesta presentada por el Gobierno de Castilla-La Mancha en las diferentes Juntas de Explotación.

Samuel Moraleda ha señalado que la situación en la que se encuentran los diferentes acuíferos que conforman las masas de agua, ha llevado a la CHG a tomar esta decisión de planificación.

Y ha apuntado que los datos sobre el descenso piezométrico que se registra en las diferentes masas de agua ponen de manifiesto la disminución de las reservas disponibles de agua en la zona del Alto Guadiana.

Según Moraleda, estos datos "no están tergiversados y son veraces" y se basan tanto en las mediciones que hacen los técnicos de la CHG en más de 250 piezómetros de la red que tiene el organismo de cuenca en esta zona y en los datos propios que elabora el Instituto Geológico Minero (IGME) de España.

En este sentido, ha apuntado que hay datos que son muy concluyentes, como el que se dan en las tres masas centrales de agua del Alto Guadiana, Mancha Occidental I, Mancha Occidental II y Rus-Valdelobos, donde entre marzo y septiembre de 2019, los meses en los que se riega en esta zona de Castilla-La Mancha, se ha producido un descenso medio de 3,3 metros de los acuíferos.

El presidente de la Confederación del Guadiana ha precisado que equivalen a unas extracciones aproximadas de 418 hectómetros cúbicos en este periodo.

Y ha asegurado que los datos de lluvias del año hidrológico actual no son tan positivos como lo indican la organizaciones agrarias, porque los 80 litros por metro cuadrado que ha llovido hasta ahora están por debajo de la media de los periodos de referencia.

La situación actual de sequía y nuevos periodos de sequía que se pudieran producir impedirían que se cumplieran los objetivos de mantener el estado cuantitativo de las masas de agua, ha señalado Moraleda, que ha añadido que la situación de ajuste de la dotaciones de agua permanecerán mientras se mantengan los escenarios de alerta y escasez de agua en las distintas masas de agua.

VALORACIÓN DE LA JUNTA

De su lado, el director general de Desarrollo Rural del Gobierno de Castilla-La Mancha, Juan José Fernández, ha valorado que se haya "reconducido" la propuesta inicial de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) de recortar un 10 por ciento las dotaciones de agua para regadío en el Alto Guadiana, y que el ajuste quede en una media del 5 por ciento.

Fernández ha apuntado también que es una revisión revisable, ya en caso de que llueva durante el invierno y se produzca un cambio en la situación actual, se procedería a la eliminación de estas restricciones, siendo así temporales, ha informado en una nota de prensa la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural.

El director general ha agradecido la disposición de la Confederación del Guadiana y de las comunidades de usuarios, "sobre todo, la de las que han apoyado la propuesta del Ejecutivo regional, para reducir la restricción propuesta inicialmente a la mitad, que ha permitido tomar una decisión con más consenso que en ocasiones anteriores".

También ha expresado su agradecimiento "por la comprensión, en estos momentos de dificultades por la sequía que se están produciendo".

La Consejería ha añadido que desde este departamento del Gobierno regional "se ha apostado por trabajar de cara al futuro de manera conjunta todas las partes y garantizar que el agua sea un motor de desarrollo y generación de riqueza a la vez que se compatibiliza con un desarrollo sostenible en el Alto Guadiana".

Más información en vídeos 
Comentarios