Las reliquias del beato Carlo Acutis estarán en la Semana Santa Ciudad Real

La Hermandad de Jesús Nazareno de Ciudad Real ya dispone de ellas tras su recogida en la ciudad italiana de Asís, donde sus restos descansan con vaqueros, zapatillas y campera deportiva
Las reliquias del beato Carlo Acutis estarán en la Semana Santa Ciudad Real
photo_camera Las reliquias del beato Carlo Acutis estarán en la Semana Santa Ciudad Real

La Hermandad de Jesús Nazareno de Ciudad Real ya dispone de las reliquias del beato Carlo Acutis, tras su recogida en la ciudad italiana de Asís, donde sus restos descansan con vaqueros, zapatillas y campera deportiva.

Carlo Acutis falleció con 15 años tras luchar contra una leucemia. Estaba considerado como el influencer de Dios. De hecho, el papa Francisco lo mencionó en varias ocasiones como un ejemplo a seguir para los jóvenes y como un modelo de santidad de la era digital, ha informado la Hermandad en nota de prensa.

La Hermandad resalta que Carlo Acutis es una figura emblemática dentro de la nueva Iglesia. Un joven que promovía la fe a través de las redes sociales. "Queremos que los más jóvenes de la Hermandad conozcan esta figura. San Pedro es una parroquia con mucha vida juvenil y pensamos que la presencia de las reliquias va a hacer mucho bien a la cofradía, a la parroquia y a la diócesis", ha considerado el hermano mayor del Nazareno, Javier Sánchez Abarca.

Las reliquias del beato Carlo Acutis son de primer grado, concretamente, tres cabellos. El relicario que se incorporará al paso de Jesús Nazareno lo realizará la orfebrería de los hermanos Delgado de Sevilla. Tendrá referencias expresas al beato y está aún en fase de diseño.

Estas reliquias se unen a las recibidas recientemente del papa Juan Pablo II y de Madre Teresa de Calcuta. Las reliquias que van en el paso tienen una clara finalidad de fe y de defensa de determinados colectivos. La Hermandad de Jesús Nazareno no ve en ellas un elemento estético, sino una herramienta que acerca a los fieles ciudadrealeños el espíritu de Dios.

Comentarios