miércoles 25/5/22

La Laguna de Moral de Calatrava es un espectáculo natural de biodiversidad en estos días previos al otoño, debido a que las copiosas lluvias registradas durante el año han contribuido a mantener los niveles hídricos suficientes para que aún se pueda contemplar la concentración de aves acuáticas como la malvasía en los humedales manchegos.

La avifauna que alberga la laguna moraleña está compuesta por más de doscientos flamencos, incluso con pollos del año, cigüeñuelas, patos colorados, porrones, ánades frisos, cucharas y cientos de fochas, entre otras especies.

Sin embargo, a parte de esta abundancia de vida, la Consejería de Agricultura ha destacado en un comunicado, por su singularidad, varios ejemplares de malvasía cabeciblanca (Oxyura leucocephala), especie catalogada "en peligro de extinción" a nivel nacional.

Se trata de un ave que se consideraba extinguida hasta hace dos décadas en Castilla-La Mancha, donde se ha instalado, de forma habitual en determinados humedales y que pertenece a las anátidas.

La malvasía es un pato de tamaño pequeño, rechoncho y buceador, y los machos, fáciles de distinguir, por su cabeza blanca y característico pico azul, suelen acompañar a las hembras, mucho más discretas y de colores más crípticos con el medio.

Si es reseñable la presencia de malvasía en este humedal, más importante es la presencia de algunos pollos que se ven acompañando a los adultos, pues demuestran la colonización de nuevos humedales por esta especie, cuando las condiciones naturales son las apropiadas.

También destaca la presencia de moritos, aves poco frecuentes en los humedales manchegos.

Numerosas aves acuáticas pueblan estos días la Laguna de Moral de Calatrava
Comentarios