miércoles 23/9/20

El TSJCM condena al Sescam por la demora en el tratamiento de un cáncer de vejiga

A abonar una indemnización de 76.690 euros, así como los intereses legales desde los seis meses desde la reclamación previa presentada, a la familia de un paciente que murió por cáncer
El TSJCM condena al Sescam por la demora en el tratamiento de un cáncer de vejiga
El TSJCM condena al Sescam por la demora en el tratamiento de un cáncer de vejiga

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) ha dictado una sentencia en la que confirma la condena al Servicio Público de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) por demora en el diagnóstico y tratamiento de un cáncer de vejiga con resultado de muerte.

Tramitada por los servicios jurídicos de la Asociación 'El Defensor del Paciente' en Castilla-La Mancha, la denuncia reconoce, como ya hiciera el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Ciudad Real, la condena al Sescam y a su aseguradora, Mapre, a abonar una indemnización de 76.690 euros, así como los intereses legales desde los seis meses desde la reclamación previa presentada, a la familia de un paciente que murió por cáncer.

Según ha dado a conocer este miércoles la asociación en un comunicado, "ha sido un largo camino" el que han tenido que recorrer la esposa e hija de J.M.G.A. para que finalmente el TSJCM les de la razón en que "el retraso en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de vejiga que padecía su padre fue la causa de su muerte".

Según la asociación, y como se recoge en la sentencia consultada por Efe, J.M.G.A. en el año 2012 acudió en varias ocasiones al Hospital General de Valdepeñas a consulta de urología presentando hematuria. Desde enero de 2013 el sangrado se hizo más frecuente y continuó acudiendo a consultas, y en abril de 2014 se le diagnosticó un pólipo en la pared de la vejiga.

En junio de 2014 se le realizó una citoscopia que confirmó la lesión vesical compatible con tumor maligno y el 18 de julio se le practicó un TAC fijándose la intervención para el 28, aunque cinco días antes se le suspendió para remitirle al Hospital General de Ciudad Real donde se le puso en lista de espera para cirugía.

Entonces, acudió al servicio de urgencias del Hospital de Ciudad Real los días 12, 20 y 31 de agosto y el 2 de septiembre postponiendo su ingreso en medicina interna y desde ese momento comenzó el empeoramiento hasta que falleció el 21 de septiembre, a los 63 años.

El letrado de la Asociación del 'Paciente', Francisco Fernández-Bravo, ha asegurado que la sentencia evidencia que se ha producido un "diagnóstico tardío" del cáncer de vejiga que presentaba, así como su tratamiento, estimando la pérdida de oportunidad de haberse curado o mejorado si el diagnóstico se hubiese realizado a tiempo y se hubiera instaurado el tratamiento médico a su debido tiempo.

El perito de esta parte y el perito judicial han reconocido cómo desde 2012 había claros síntomas de que podía existir un cáncer de vejiga, siendo el síntoma más importante la hematuria que presentaba.

El único perito que se opuso fue el de la compañía de seguros, a quien según Fernández-Bravo el juzgado llegó a calificar "de opinión, cuando menos totalmente desinformada".

La sentencia de instancia reconoce ese retraso condenando al Sescam y a Mapfre al abono de 69.021 euros de indemnización a la viuda y de 7.669 euros a la hija.

Más información en vídeos 
Comentarios