EA denuncia la destrucción de un tramo de ribera de un arroyo en Valdepeñas

Los ecologistas han señalado que la vegetación natural del cauce que ahora ha sido destruida no sólo es refugio para la fauna, sino que mantiene la humedad edáfica y mantiene el agua en el cauce por mayor espacio de tiempo, infiltrándose y recargando los acuíferos

Ecologistas en Acción (EA) ha denunciado públicamente este martes la destrucción, por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) y el Ayuntamiento de Valdepeñas (Ciudad Real), de un tramo de ribera bien conservado del arroyo de 'El Peral' en este término municipal.

En un comunicado de prensa, han explicado que la semana pasada se realizó la 'limpieza de cauce' del arroyo del Peral, entre la zona de las Aguas y los Baños del Peral, una actuación que, si bien la CHG tiene competencias y poderes para llevarla a cabo, Ecologistas dice que "no se entiende ni comparte, pues obedece a prácticas obsoletas y equivocadas de conservación de cauces fluviales".

Los ecologistas han señalado que la vegetación natural del cauce que ahora ha sido destruida no sólo es refugio para la fauna, sino que mantiene la humedad edáfica y mantiene el agua en el cauce por mayor espacio de tiempo, infiltrándose y recargando los acuíferos.

La eliminación de la vegetación supone que, por el contrario, el agua discurra por el cauce de forma rápida y violenta, aumentando la erosión, con el consecuente enturbiamiento, y disminuyendo un recurso hídrico del que depende la fauna y la flora.

Ecologistas en Acción ha asegurado en su nota que las autoridades locales con el conocimiento del personal técnico del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Valdepeñas, ya eran conocedoras de los valores ambientales del cauce destruido, compuesto de vegetación silvestre que ofrecía refugio y protección a una variada avifauna, especialmente pequeñas aves habitantes de los zarzales, junqueras y matorrales espinosos con escaramujo y rosales silvestres, ahora destruidos y quemados.

Además, han recordado que la actuación no se justifica porque este tipo de hábitat están protegidos por la directiva de hábitats de la UE: (6420 Prados húmedos mediterráneos de hierbas altas del Molinio-Holoschoenion).

Los ecologistas han lamentado que las quemas desproporcionadas que se han realizado hayan afectado a la integridad, fertilidad y equilibrio ecológico del suelo y a la dinámica migratoria de muchas aves que encontraban cobijo en la vegetación del arroyo.

Estas actuaciones, han advertido, "han dejado el suelo desprotegido y, en caso de crecida del arroyo por lluvias torrenciales, supondrá una irreparable perdida de suelo con riesgo de aluvión".

Finalmente, han exigido a la CHG que actúe con mayor rigor técnico y mesura al hacer este tipo de actuaciones en los maltrechos cauces fluviales, cumpliendo la legislación de la Directiva Marco del Agua y la Ley del Patrimonio Natural.

Comentarios