Junta y Miteco trabajan en un acuerdo similar al de Doñana, para Las Tablas de Daimiel

Los ecologistas presentan una hoja de ruta con 12 puntos para salvar el Parque Nacional
El Gobierno aboga por un uso excepcional del trasvase a Las Tablas de Daimiel. En la imagen dos turistas en uno de los enclaves del Parque Nacional - EFE/Beldad
photo_camera En la imagen dos turistas en uno de los enclaves del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel - EFE/Beldad

El Ministerio de Transición Ecológica (Miteco) y el Gobierno de Castilla-La Mancha trabajan en alcanzar un acuerdo similar al firmado con Andalucía para el desarrollo y protección del Parque Nacional de Doñana, que tenga aplicación directa en la conservación del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel.

Así lo han avanzado este lunes en Daimiel (Ciudad Real), el director del Organismo Autónomo Parques Nacionales, Javier Pantoja, y la consejera de Desarrollo Sostenible del Gobierno de Castilla-La Mancha, Mercedes Gómez.

Ambos han participado en la reunión del Patronato del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, donde han dado a conocer las líneas maestras de este plan, sin que hayan adelantado ninguna medida concreta.

La consejera de Desarrollo Sostenible ha explicado que el Gobierno regional está en conversaciones con el Ministerio para poner en marcha un "futuro plan de rescate del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel" que incluya "medidas específicas para el desarrollo socioeconómico y aunar la protección del parque".

Para ello, ha dicho que ya están "creando un Grupo de Trabajo que aglutine a todos los agentes del Parque Nacional para ver los actuaciones que hay que llevar a corto-medio plazo".

Gómez ha recordado que en el marco de las negociaciones con el Estado, hubo un primer punto de partida, los 250 millones de euros que anunció el secretario de Estado, Hugo Morán, en su visita a las Tablas hace un año.

Sin embargo, la consejera ha calificado esa cantidad de insuficiente porque, además, de comprar fincas hay que establecer medidas para impulsar el desarrollo socioeconómico de la zona de influencia, ver cuánto cuestan y ver cómo se pueden aportar recursos adicionales de agua no utilizando pozos para establecer un régimen natural para el Parque Nacional de Las Tablas.

La consejera ha apuntado que lo que el Gobierno regional tiene claro es que "si no se arbitran medidas específicas para agricultores y ganaderos de esta zona, difícilmente el marco de actuaciones podrá salir adelante".

"Eso ya se lo hemos dicho al Ministerio de Transición Ecológica, en este grupo estamos las Consejerías de Agricultura y Desarrollo Sostenible precisamente para aunar en ambos ámbitos ese marco de actuaciones", ha subrayado.

Gómez, ha preguntas de los periodistas, ha reconocido que el ejemplo a seguir es el acuerdo alcanzado entre la Junta de Andalucía y el Miteco para el Parque Nacional de Doñana, si bien también ha comentado que se puede seguir el ejemplo del Plan Especial del Alto Guadiana que en su día se puso en marcha y que, ha recordado, "tuvo una parte de éxito importante".

"Creo que es una experiencia a tener en cuenta, teniendo definidas ya parámetros que son los que nos afectan a Castilla-La Mancha", porque, ha reflexionado, se tiene que tener en cuenta que Doñana no es igual que Daimiel, donde la agricultura y ganadería es distinta, y por lo tanto, ha comentado, se tiene que hacer un "plan específico".

Por su parte, el director del Organismo Autónomo Parques Nacionales, Javier Pantoja, ha señalado que la situación del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel se ha agravado por el efecto de cambio climático y la sequía, lo que supone que el parque venga soportando cinco años de una situación que ha calificado de "problemática".

Pantoja ha comentado a los periodistas que las administraciones trabajan conjuntamente para intentar a medio y largo plazo revertir la situación, pues ha señalado que es un problema estructural complejo que no solo afecta al parque nacional, sino a toda la cuenca hidrográfica del Alto Guadiana.

Sin descartar que se pueda producir algún trasvase de agua a Las Tablas de Daimiel, Pantoja ha señalado que el objetivo de cualquier parque nacional es "que los ecosistemas se desenvuelvan por sí mismos, y que no sea un ecosistema artificial".

Pantoja ha comentado que la solución a este problema pasa por cambiar el modelo estructural agrario y ha apuntado que un paso adelante se podrá dar con este nuevo plan en el que trabajan el Miteco y la Junta, que, ha reconocido, "ya está muy avanzado" y ha confiado en que se pueda presentar próximamente.

Sobre las medidas que incluiría, ha declinado anticiparlas, aunque ha señalado que seguirá la línea del acuerdo alcanzado entre la Junta de Andalucía y el Miteco para el Parque Nacional de Doñana.

HOJA DE RUTA CON 12 PUNTOS

Por su parte, los grupos ecologistas en el Patronato del Parque Nacional  han presentado una hoja de ruta con doce puntos que deberían formar parte del borrador del marco de actuaciones prioritarias para la recuperación de este espacio protegido en el que trabajan los gobiernos regional y nacional.

El portavoz de los grupos ecologistas a nivel regional en el patronato, Rafael U. Gosálvez, ha explicado que la primera propuesta es ampliar la extensión del parque nacional y cambiar su nombre.

Piden que la extensión del parque incluya todo el cauce público de río Guadiana hasta los Ojos del Guadiana y que el parque pase a llamarse Parque Nacional de Las Tablas y los Ojos del Guadiana.

Los ecologistas creen que el marco de actuaciones prioritarias debe cumplir el objetivo de reducir el 50 % la dotación de agua para la agricultura de regadío, y si no se cumple este punto aplicar el artículo 155 en el ámbito de la cuenca del Alto Guadiana y retirar al Gobierno de Castilla-La Mancha las competencias en materia agraria.

Otro objetivo que debe incluirse es la recuperación hidrogeomorfológica de los ríos Guadiana y Gigüela, así como la recuperación de sus acuíferos aluviales.

Entre las medidas que han propuesto también está articular un programa prioritario de deslinde de los cauces del Guadiana y Gigüela y acometer el derribo de las presas de Puente Navarro, Morenillo y Entrambasaguas, que se encuentran dentro del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel.

Así mismo, los ecologistas han reiterado su petición de destitución del director del Parque Nacional, Carlos Ruiz de la Hermosa, al tiempo que han pedido la creación de una comisión de verificadores científicos que dictamine la idoneidad actuaciones de gestión a aplicar en el parque nacional.

También quieren apartar, por conflicto de intereses, a los actuales representantes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en la toma de decisiones de gestión del parque nacional, y desechar los trasvases como solución de recuperación.

Han solicitado, asimismo, implementar un programa de educación ambiental en toda la Cuenca del Alto Guadiana que sirva para concienciar a la sociedad sobre la importancia de contar con uno de los humedales, que está al borde de su desaparición definitiva.

Comentarios