viernes 24/9/21

La primera ZEPA urbana de Castilla-La Mancha, hito en la conservación del cernícalo primilla

Así se ha puesto de manifiesto en el VIII Congreso Internacional sobre la Conservación del cernícalo primilla coordinado por la Dirección General de Sostenibilidad de la Junta de Extremadura dentro del proyecto Life Zepaurban, donde Castilla-La Mancha ha presentado este proyecto
La primera ZEPA urbana de Castilla-La Mancha, hito en la conservación del cernícalo primilla - EFE/Beldad
La primera ZEPA urbana de Castilla-La Mancha, hito en la conservación del cernícalo primilla - EFE/Beldad

La conservación de la primera Zona de Especial Conservación de las Aves (ZEPA) en un espacio urbano de Castilla-La Mancha ha supuesto un hito en el impulso en la conservación del cernícalo primilla en la región.

Así se ha puesto de manifiesto en el VIII Congreso Internacional sobre la Conservación del cernícalo primilla coordinado por la Dirección General de Sostenibilidad de la Junta de Extremadura dentro del proyecto Life Zepaurban, donde Castilla-La Mancha ha presentado este proyecto.

Víctor Díez, jefe de sección de Vida Silvestre de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Ciudad Real, y Ángel V. Arredondo, miembro de la Sociedad de Historia Natural de Ciudad Real y Harmusch Estudio y Conservación de Fauna, fueron los encargados de presentar en el congreso una ponencia cuyas conclusiones han sido dadas a conocer ahora.

La declaración de esta ZEPA urbana, explican los autores en estas conclusiones consultadas este viernes por Efe, es fruto del trabajo coordinado que se realizó entre 2018 y 2020 entre diferentes entidades público-privadas, con el objetivo de conservar y proteger dos de las colonias de cernícalo primilla más importantes de Castilla-La Mancha y España.

Se trata de un espacio localizado dentro de dos cascos urbanos, la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de la Asunción de Almodóvar del Campo y la Iglesia de Santa Catalina en Tirteafuera, una pequeña superficie de terreno en comparación con la superficie de otros espacios naturales protegidos en Castilla-la Mancha, que sin embargo tiene una gran importancia para la conservación del cernícalo primilla y otras aves que comparten hábitat con esta especie como el vencejo común, la lechuza común o la chova piquirroja.

La idea de proteger estas colonias surgió de varias asociaciones conservacionistas a principios de 2018, que tras informar y justificar técnicamente la propuesta al Ayuntamiento de Almodóvar del Campo, decidió apoyar la propuesta y ayudó a conseguir el visto bueno de la iglesia como propietaria y responsable de estos edificios.

El proyecto ha supuesto un ejemplo modélico de colaboración público-privado, que según los ponente, puede servir de ejemplo para la conservación de otras especies en el futuro.

En este sentido, ponen en valor el hecho de que el proyecto ha sido capaz de capaz de crear un sentimiento participativo en todas las entidades que han intervenido, lo que no sólo ha facilitado mucho los trámites de su declaración, sino que también facilitará su gestión en el futuro.

Aunque los resultados del censo nacional realizado para conocer el estado de conservación de esta especie realizado en 2016 colocan a Castilla-La Mancha como la comunidad autónoma con mayor población reproductora de cernícalo primilla con 3.378 parejas estimadas, y a Ciudad Real como la provincia con mayor número de parejas a nivel nacional, consideran una responsabilidad de la Junta de Comunidades velar por la conservación de la especie, y esta acción supone un paso en esa dirección.

No en vano, señalan que ahora se desarrollarán acciones como el estudio de las zonas de alimentación asociadas a las poblaciones de las colonias, así como la apertura y acondicionamiento de nidos en edificios de Almodóvar del Campo y otras localidades vecinas.

La declaración de esta ZEPA urbana forma parte también de la ambiciosa ampliación de la superficie Red Natura 2000 que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha está llevando a cabo en toda la región y abre las puerta a estudiar otros espacios urbanos, con valores naturales de relevancia, para que puedan recibir en el futuro esta misma protección. 

Comentarios