viernes 10.07.2020

Más de 500 personas pasan por el Centro de Vacunación Internacional de Ciudad Real

Los profesionales del SESCAM han vacunado a 394 viajeros contra la hepatitis A y a 133 contra la fiebre amarilla y han administrado quimioprofilaxis para la prevención del paludismo a 227 personas
Más de 500 personas pasan por el Centro de Vacunación Internacional del HGUCR
Más de 500 personas pasan por el Centro de Vacunación Internacional del HGUCR

El Centro de Vacunación Internacional de Ciudad Real, uno de los siete que el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) tiene en la región, ha atendido en sus instalaciones del Hospital General Universitario de Ciudad Real a 555 personas entre mayo y septiembre, los meses que concentran la mayoría de viajes al extranjero aprovechando el periodo vacacional.

Entre dispensadas directamente por los profesionales del centro y prescritas se han administrado cerca de 1.300 vacunas. En el primer apartado destacan por el volumen de vacunados los 394 contra la hepatitis A, 133 contra la fiebre amarilla y 66 para prevenir la meningitis meningocócica, y en el segundo, con 417, las vacunas que se administran por vía oral contra la fiebre tifoidea, según ha informado la Junta en nota de prensa.

A éstas hay que añadir los tratamientos de quimioprofilaxis para prevenir la malaria. En total desde Ciudad Real se han proporcionado a 227 viajeros, incluidos doce a los que se les proporcionó tratamiento antipalúdico de reserva para estancias prolongadas.

Julio, con 138 personas atendidas, fue el mes que concentró más afluencia de pacientes en el Centro de Vacunación Internacional de Ciudad Real, seguido de junio, con 122, y mayo, con 118. En agosto y septiembre se produjo un notable descenso, con 89 y 88 personas atendidas respectivamente.

En cuanto a destinos destacan las 92 personas que comunicaron que iban a viajar a Tailandia, a las que hay que sumar otras 56 que se desplazaron a Vietnam y Camboya y 30 a la India. El contingente más numeroso en África fue el de los 40 que viajaron a Kenia y entre los que estuvieron en América hay que reseñar los 31 que fueron a Perú y los 28 a Colombia.

Las enfermedades infecciosas de riesgo potencial para el viajero se pueden clasificar por la forma de contraerlas. Entre las que se transmiten por la ingesta de alimentos y agua están la el cólera, la hepatitis A, las fiebres tifoideas o la diarrea del viajero, entre otras, y de las que se pueden contraer por el aire destacan la gripe y la enfermedad meningocócica. Luego están las enfermedades transmitidas por vectores, esto es, por organismos vivos, en su mayoría insectos, que facilitan la propagación de la fiebre amarilla, la malaria, el zika y el dengue.

De ahí que se recomiende a las personas que van a viajar al extranjero que se informen de las vacunas que les puedan exigir en el país de destino o sean recomendables. Por ejemplo, para entrar en determinados países del sudeste asiático y del África subsahariana se exige a los viajeros una dosis de recuerdo de la vacuna de la poliomielitis administrada al menos con cuatro semanas de antelación, requisito que cumple ya su quinto año de vigencia.

También es obligatorio vacunarse para viajar a países endémicos o donde hay riesgo de contraer fiebre amarilla por la picadura de mosquitos: es el único medio para obtener el Certificado Internacional que expiden los centros de vacunación.

En cambio, para otras dos enfermedades muy presentes en zonas tropicales que transmiten los mosquitos, el dengue, el zika y la malaria, no hay vacuna, por lo que se aconseja a los viajeros es que adopten medidas de barrera para minimizar el riesgo de picadura y, en el caso de la malaria, la administración de fármacos antipalúdicos a dosis preventivas antes, durante y después de la estancia en zonas endémicas.

Más información en vídeos 
Comentarios