jueves 26/11/20

Mantienen el régimen de explotación de agua en los acuíferos del Alto Guadiana

A excepción de la masa de agua subterránea de Consuegra-Villacañas, Lillo-Quintanar y Sierra de Altomira

La Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) ha decidido mantener el régimen de explotación de agua en los acuíferos del Alto Guadiana para el año 2020, a excepción de la masa de agua subterránea de Consuegra-Villacañas, Lillo-Quintanar y Sierra de Altomira.

En un comunicado de prensa, la CHG ha destacado que durante esta reunión se han analizado los niveles piezométricos de la mayor parte de los acuíferos que se distribuyen en el Alto Guadiana, que muestran que actualmente "son peores" que los que presentaban el pasado año, "con pocas excepciones".

Esta circunstancia, han advertido, ha llevado a poner de manifiesto que existe la necesidad de redoblar esfuerzos para conseguir "un consumo de agua más sostenible y una programación eficiente de las asignaciones".

Ante esta situación, la Junta de Gobierno ha considerado que este año resultará imposible "atender excesos de consumos sobre las asignaciones de cada zona regable".

Solo en el caso de las masas de agua subterránea de Consuegra-Villacañas, Lillo-Quintanar y Sierra de Altomira, una vez superada la situación de alerta en la UTE Gigüela-Zancara según marcan los indicadores recogidos en los informes de sequía, se ha aprobado el levantamiento de las restricciones de agua adicionales a las del año 2019.

De este modo, la dotación para el año 2020 será en el acuífero de Consuegra-Villacañas, Lillo-Quintanar y Sierra de Altomira de 2.200 metros cúbicos por hectárea para cultivos herbáceos y 1.500 m3/ha para cultivos leñosos.

Por otra parte, la Junta de Gobierno ha analizado la evolución del año hidrológico en los embalses de la provincia de Ciudad Real, cuya situación no es nada buena.

Desde el 1 de octubre de 2019 hasta mediados de mayo de 2020, las aportaciones de agua en los embalses está "bastante por debajo de la media".

En concreto los volúmenes almacenados en la zona oriental era de 101 hectómetros en octubre de 2019 y de 120 hectómetros cúbicos a mediados de mayo.

A la vista de la disponibilidad de reservas de agua y teniendo en cuenta el escenario de escasez conforme al vigente Plan de Sequía, la CHG ha fijado los siguientes volúmenes para uso de riego durante el 2020.

En la zona regable de El Vicario se podrán utilizar 0,65 hectómetros cúbicos; en la zona regable del pantano de Torre de Abraham, un total de 8,3 hm³ y en la zona regable del pantano de Gasset, un total de 0,26 hm³.

Más información en vídeos 
Comentarios