Las lagunas volcánicas del Campo de Calatrava, en Ciudad Real, se llenan de agua y belleza

Las lagunas de origen volcánico, o maares, del Campo de Calatrava, en la provincia de Ciudad Real, se han vuelto a llenar de agua tras un año hidrológico con abundantes precipitaciones
Las lagunas volcánicas del Campo de Calatrava, en Ciudad Real, se llenan de agua y belleza - EFE/Beldad
photo_camera Las lagunas volcánicas del Campo de Calatrava, en Ciudad Real, se llenan de agua y belleza - EFE/Beldad

Las lagunas de origen volcánico, o maares, del Campo de Calatrava, en la provincia de Ciudad Real, se han vuelto a llenar de agua tras un año hidrológico con abundantes precipitaciones, sumándose a la designación de los volcanes del Campo de Calatrava como geoparque de la Unesco y ofreciendo una imagen de una gran belleza.

Así lo ha comentado a EFE el profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y director del grupo de investigación de Geomorfología, Territorio y Paisaje en Regiones Volcánicas (Geovol-UCLM), Rafael Ubaldo Gosálvez Rey, quien ha señalado que el paso hace unas semanas de la borrasca Nelson por la provincia ha provocado que, diez años después de la última vez, estos espacios naturales se hayan llenado de agua.

Es el caso de lagunas como la de Los Garbanzos en Cabezarados, Las Cucharas de Villamayor de Calatrava, la laguna de Michos en Abenójar o la laguna de Caracuel.

Desde el mes de octubre de 2023 se han registrado 285 litros por metro cuadrado, casi tres cuartas partes de lo que cae en un año hidrológico promedio, y casi cien de estos litros por metro cuadrado lo han hecho en Semana Santa gracias a la borrasca Nelson, que ha tenido un impacto muy positivo en la recuperación de muchas lagunas volcánicas.

Con todo, no se iguala la situación que vivieron en 2010-2011 o en 1996-1997 ya que harían falta otros cien litros por metro cuadrado más para que todas las lagunas volcánicas se llenaran de agua.

Gosálvez Rey ha subrayado que los maares con aguas temporales, las conocidas como lagunas volcánicas, son uno de los elementos más singulares del geoparque al albergar la mayor concentración de lagos y lagunas volcánicas de toda Europa continental.

"Tendríamos que dirigirnos a Turquía para encontrar lagunas con condiciones ecológicas similares", ha afirmado el profesor.

De hecho, las lagunas volcánicas calatravas están categorizadas como hábitats de interés prioritario en el marco de la Directiva Europea de Hábitats aprobada en el año 1992, en concreto el hábitat 3170 lagunas temporales mediterráneas.

Su principal característica es que se trata de humedales que se tienen que secar y la flora y la fauna está completamente adaptada a esta situación generando bancos de semillas y de huevos que pueden permanecer décadas en el sedimento seco de las lagunas hasta la llegada de un nuevo ciclo húmedo.

20.000 aves en época invernal

Las lagunas volcánicas del Campo de Calatrava en años húmedos como sucedió en 1996-1997 o en 2010-2011, pueden llegar a albergar hasta 20.000 aves en época invernal de unas 50 especies diferentes, entre las que destacan el ánade azulón, el pato colorado, la focha común, la cigüeñuela común, el aguilucho lagunero occidental, la gaviota reidora o el chorlitejo patinegro.

Como especies singulares acoge poblaciones de malvasía cabeciblanca, porrón pardo, espátula común, morito común, flamenco rosa o calamón común.

A las aves se suma un elenco de anfibios y reptiles, donde destacan las poblaciones de rana común, sapo de espuelas, sapo corredor, sapo común, gallipato o tritón ibérico; mamíferos como la nutria paleártica o invertebrados como el caballito del diablo (Lestes macrostigma), la tortugueta (Triops mauritanicus), copépodos, ostrácodos y pulgas de agua.

En cuanto a flora, abundan las poblaciones de castañuela, junco de laguna, carrizo, enea, tarayes, ovas, madejas de agua y diversas especies de junquillos y manzanilla de agua.

Algunas de estas lagunas han sido declaradas como espacios naturales protegidos en la categoría de Reserva Natural, Microrreserva y Monumento Natural o incluidas en la red de espacios de la Unión Europea Natura 2000 como zonas de especial conservación.

Y también como Lugares de Interés Geológico designados por el Instituto Geológico Minero de España (IGME) o como Geositios del recién designado geoparque Volcanes de Calatrava. Ciudad Real.

Comentarios