Piden 5 años de cárcel para un portero de discoteca acusado de agredir a un hombre

Tras una discusión verbal entre ambos y cuando la víctima se marchaba de la puerta del local, el portero abordó al hombre por la espalda, propinándole una patada en la pierna derecha, causándole una fractura compleja de tibia y peroné, lo que obligó a los servicios sanitarios a intervenirlo quirúrgicamente
En la imagen de archivo la Audiencia Provincial de Ciudad Real donde está previsto que se celebre el juicio contra el acusado
photo_camera En la imagen de archivo la Audiencia Provincial de Ciudad Real donde está previsto que se celebre el juicio contra el acusado

La Audiencia Provincial de Ciudad Real juzgará el próximo jueves, día 7 de marzo, a S.I.M., un portero de discoteca acusado de agredir a un hombre que trató de entrar al local de ocio nocturno tras una discusión entre ambos y para el que la Fiscalía pide cinco años de prisión por un delito de lesiones con el agravante de alevosía.

Según se desprende del escrito del Ministerio Fiscal al que ha tenido acceso Europa Press, la víctima intentó entrar en una conocida discoteca, ubicada en la calle Hidalgos de Ciudad Real, cuando el portero se lo impidió.

Tras una discusión verbal entre ambos y cuando la víctima se marchaba de la puerta del local, el portero abordó al hombre por la espalda, propinándole una patada en la pierna derecha, causándole una fractura compleja de tibia y peroné, lo que obligó a los servicios sanitarios a intervenirlo quirúrgicamente, según consta en el escrito de acusación.

A consecuencia de esta agresión, el hombre estuvo hospitalizado durante 22 días en el Hospital General Universitario de Ciudad Real y 210 días impedido.

Asimismo, el escrito de la Fiscalía señala que a la víctima le quedaron secuelas tales como cicatrices quirúrgicas, limitación de los últimos grados de flexión de la rodilla y atrofia en el cuádriceps, que le provoca una inestabilidad en la rodilla derecha y le obliga a usar muletas.

Por estos hechos, el Ministerio Fiscal solicita una pena de prisión para el acusado de cinco años por un delito de lesiones con el agravante de alevosía, además de una indemnización de 32.000 euros por las lesiones sufridas y por las secuelas.

Comentarios