Juzgan a un agente de seguros de Almagro que estafó más de 600.000 euros

El importe total de lo defraudado a los perjudicados asciende a 641.708,50 euros mas el interés legal del dinero

La Audiencia Provincial de Ciudad Real juzgará el próximo martes a un agente de seguros de una empresa de Almagro, que trabajaba para importante compañía de seguros, por haber estafado a varios de sus clientes algo más de 600.000 euros, por lo que se enfrenta a una pena de seis años de prisión.

Según el escrito de conclusiones provisionales del fiscal, consultado por Efe, el acusado, L.E.A., convenció a su círculo de clientes para que invirtieran sus ahorros en pólizas falsas de vida y rentabilidad de la compañía de Seguros Catalana Occidente pólizas de vida y renta, entre mayo de 2004 y noviembre de 2011.

Aprovechándose de la opinión de seriedad profesional que tenían de él sus clientes, a los que conocía desde hace años, y basándose en su confianza, les aseguraba que iban a ser titulares propietarios de esos productos, para lo que procedía a confeccionar documentos falsos con membrete y formato rotulados como de la empresa de seguros Catalana Occidente.

Estos documentos sellados y firmados no levantaban sospechas de los perjudicados por su parecido con los auténticos, y además facilitaba a los clientes estafados recibos e informes periódicos en los que se les informaba del estado de sus depósitos y las rentas obtenidas, resultando ser documentos falsos con apariencia de que estaban elaborados por la compañía, que no reconoce como propios, según el ministerio público.

Además, mantiene que el encausado no llegaba a formalizar los trámites para adquisición de los productos cuyo protocolo real exigía la introducción de datos por una intranet habilitada al efecto por la empresa, a través de la cual la compañía habría recibido los datos de los clientes en un servidor ubicado en Cataluña.

Y tampoco cumplía con la obligación de ingresar las cantidades de dinero a las cuentas de la compañía ni se llevaban a efecto las operaciones tal como las había prometido a los clientes, eludiendo el protocolo mencionado en la venta de pólizas, transferencia de dinero a la empresa de seguros y gestión de los productos de la empresa que representaba, e ingresaba el dinero que le confiaban sus clientes a su propio patrimonio.

El importe total de lo defraudado a los perjudicados asciende a 641.708,50 euros mas el interés legal del dinero.

El fiscal considera que estos hechos son constitutivos de un delito continuado de estafa y de un delito continuado de falsedad documental, por los que demanda que sea condenado a una peña de seis años de prisión con inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por el tiempo de la condena, y al pago de una multa de 12 meses, a razón de 20 euros cada día. 

Comentarios