Condenado a más de 4 años el profesor acusado de abuso de menores en Puertollano

La sentencia ha sido dictada tras la conformidad de las partes, por lo que, dada la pena establecida, no ha sido necesaria la celebración de juicio
En la imagen de archivo la Audiencia Provincial de Ciudad Real donde está previsto se celebre el juicio
photo_camera En la imagen de archivo la Audiencia Provincial de Ciudad Real donde estaba previsto la celebración del juicio

La Audiencia Provincial de Ciudad Real ha condenado a cuatro años y medio de prisión al profesor de Puertollano C.A.L. como responsable criminalmente de los delitos de corrupción de menores, abuso sexual y contra la libertad sexual de los que fueron víctimas cinco menores que cursaban estudios en institutos de educación secundaria de Puertollano donde el acusado ejercía su labor de profesor.

La sentencia, consultada por Europa Press, ha sido dictada tras la conformidad de las partes, por lo que, dada la pena establecida, no ha sido necesaria la celebración de juicio. En ella, los magistrados consideran probado que el profesor, con ánimo libidinoso y para satisfacer su apetito sexual, comenzó a concertar citas en su domicilio, a partir de mayo de 2019, con varios menores de 18 años a los que, por hacerle compañía o bien ayudarles en sus estudios, les ofrecía cantidades de dinero.

Además, en todos los encuentros con los menores, el acusado les ofrecía, sin conseguirlo, diferentes cantidades de dinero, bien para que les mostrara partes del cuerpo o por realizar bailes de carácter sexual, vestidos o en ropa interior.

Así, y en función de cada caso particular, los magistrados han dictaminado para el acusado una pena de dos años de prisión por un delito de corrupción de menores, otra pena de dos años de prisión por delito de abuso sexual a menor, otra de seis meses de prisión como autor responsable criminalmente de un delito contra la libertad sexual y multa de 21 meses a razón de una cuota diaria de seis euros como responsable de un delito continuado de abuso sexual.

Las penas incluyen la prohibición de aproximarse a las víctimas o a sus lugares de trabajo, así como la indemnización en la cantidad de 1.600 euros a uno de los chicos.

Comentarios