jueves 02.04.2020

Cuatro investigados por permitir que carne con triquinosis llegase al consumidor

La triquinosis es una enfermedad que se transmite de modo accidental a los humanos por la ingestión de carne o productos cárnicos crudos o insuficientemente cocinados, procedentes de animales infectados
Cuatro investigados por permitir que carne con triquinosis llegase al consumidor
Cuatro investigados por permitir que carne con triquinosis llegase al consumidor

La Guardia Civil de Ciudad Real investiga a cuatro personas por varios delitos de lesiones relacionados con carne infectada con triquinosis en la provincia, al haber permitido que llegase al consumidor final. Las personas afectadas proceden de las comarcas de Almadén y Piedrabuena.

Las investigaciones se han llevado a cabo en los últimos días del año pasado y comienzos de este, por parte de agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Ciudad Real, ha informado en nota de prensa este cuerpo.

La rápida actuación tanto de Benemérita como de los servicios de salud pública de la Junta de Comunidades en la provincia han evitado que estos brotes de triquinosis tuviesen consecuencias mayores.

Las diligencias instruidas, han sido puestas a disposición del Juzgado de Guardia de Ciudad Real.

La triquinosis es una enfermedad parasitaria que afecta a los humanos y a numerosas especies hospedadoras, principalmente mamíferos silvestres y domésticos, producida por diversas especies del género Trichinella. Las larvas de Trichinella desarrollan todas las etapas de su ciclo biológico, desde larva hasta adulto, dentro del cuerpo del mismo hospedador y poseen especificidad hacia el tejido muscular estriado.

En el último año se han producido varios casos de triquinosis en humanos a consecuencia de la ingesta de carne de cerdo doméstico y de jabalí que contenía triquinosis.

El consumo de especies de jabalí y cerdo doméstico para autoconsumo es una práctica extendida y habitual en nuestra provincia, que en determinadas ocasiones puede acabar generando ciertos riesgos.

Evitar estos contagios es muy sencillo, basta con recogida de muestras y su posterior analítica por parte del veterinario mediante los métodos que recogen los reglamentos sanitarios de la UE.

Esta labor de vigilancia y control de la seguridad alimentaria en auxilio y colaboración de las autoridades sanitarias, ha permitido que durante el último año se hayan llegado a decomisar varias partidas de carne en mal estado.

Más información en vídeos 
Comentarios