miércoles 16.10.2019

Hospital de Alcázar acomete con éxito una compleja cesárea y salva al bebé

Un equipo compuesto por 19 profesionales del Hospital Mancha Centro de Alcázar realizó con éxito la primera cesárea 'Exit' a un feto que presentaba un tumor cervical que le hubiera provocado la muerte por asfixia en el momento del parto

Profesionales del Hospital de Alcázar acometieron con éxito una compleja cesárea y salvaron al bebé
Profesionales del Hospital de Alcázar acometieron con éxito una compleja cesárea y salvaron al bebé

Un equipo compuesto por 19 profesionales del Hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) realizó con éxito la primera cesárea 'Exit' (ex útero intrapartum treatment) a un feto que presentaba un tumor cervical que le hubiera provocado la muerte por asfixia en el momento del parto.

Según informó el SESCAM en un comunicado, hasta el momento, sólo en seis hospitales del país se ha realizado antes esta técnica multidisciplinar.

El complejo proceso de esta técnica precisó de la cooperación de 19 profesionales de los servicios de Ginecología, Pediatría, Otorrinolaringología, Anestesiología, Reanimación y Quirófano del Hospital Mancha Centro, coordinados por las doctoras Moreno-Cid y Rodríguez Suárez.

La cesárea "Exit" es un procedimiento complejo que consiste en realizar intervenciones sobre el feto cuando éste aún está unido a su madre por el cordón umbilical.

Gracias a esta intervención se ha conseguido la supervivencia de un feto que presentaba una gran tumoración a nivel del cuello que hubiera imposibilitado su respiración tras el nacimiento.

En el hospital 'Mancha Centro' de alcázar se ha llevado a cabo toda la evolución, desde el diagnóstico, planificación, intervención quirúrgica y recuperación postoperatoria.

La recuperación del bebé en la UCI neonatal ha sido rápida y satisfactoria, al igual que la de la madre en la planta de hospitalización.

El proceso comenzó con el diagnóstico ecográfico de la malformación en la consulta de diagnóstico prenatal a cargo de los ecografistas del servicio de Ginecología.

Se completó su estudio con la realización de una resonancia magnética nuclear al feto que permitió confirmar la sospecha de la posible compresión sobre la tráquea del recién nacido, algo que carece de importancia mientras el niño esté en contacto con la circulación materna a través de la placenta, pero que impide su respiración espontánea al nacimiento.

El diagnóstico precoz posibilitó la planificación del nacimiento, con la formación de un equipo multidisciplinar que implicó a los servicios mencionados anteriormente. Se establecieron pautas de actuación que permitieron una correcta coordinación, imprescindible en estos casos.

La cesárea "Exit" consistió en la extracción parcial del feto (cabeza y hombros) por parte de los ginecólogos con mantenimiento de esta situación hasta que los anestesistas y otorrinolaringólogos intubaron al recién nacido.

Una vez asegurada la vía aérea, se extrajo completamente al bebé, se pinzó el cordón umbilical y se terminó la cesárea. Hay que resaltar la importancia de una técnica anestésica muy específica para este procedimiento.

El recién nacido fue trasladado a otro quirófano, donde tras su estabilización por parte de los neonatólogos se procedió a la extirpación completa del tumor por miembros del Servicio de Otorrinolaringología.

Más información en vídeos 
Comentarios