Miércoles 24.04.2019

Hospital de Alcázar abre una nueva vía para el tratamiento precoz de carcinomas hepáticos

Mediante la ablación por microondas, una nueva técnica que desde hace siete meses se está realizando en el Hospital de Alcázar de San Juan, el calor que origina la aguja en la pequeña región afectada destruye las células cancerosas del hígado

Hospital de Alcázar abre nueva vía para el tratamiento precoz de carcinomas hepáticos
Hospital de Alcázar abre nueva vía para el tratamiento precoz de carcinomas hepáticos

Los Servicios de Digestivo y Radiología del Hospital Mancha-Centro de Alcázar de San Juan, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, han elaborado conjuntamente un protocolo de actuación para el tratamiento precoz de los hepatocarcinomas.

Así, a los pacientes a los que se les ha diagnosticado estos tumores se les administra una sedación suave y son tratados en la Sala de Endoscopias del Hospital Mancha Centro mediante radiofrecuencia percutánea guiada por ecografía, ha informado la Junta en un comunicado.

La ablación por radiofrecuencia y por microondas son tratamientos percutáneos que utilizan la guía por imágenes para colocar un electrodo-aguja a través de la piel y dentro del tumor hepático. 

En el caso de la ablación por microondas, una nueva técnica que desde hace siete meses se está realizando en el Hospital de Alcázar de San Juan, el calor que origina la aguja en la pequeña región afectada consigue destruir las células cancerosas del hígado.

Se trata, en definitiva, de un tratamiento mínimamente invasivo y muy eficaz, sobre todo, en tumores pequeños, donde se obtienen los mejores resultados, y está indicado en aquellos pacientes que no pueden optar a cirugía ni trasplante hepático, han precisado las mismas fuentes.

El procedimiento se realiza generalmente con el paciente ingresado y el alta se produce a las 24 horas, con la ventaja de que se puede repetir el proceso, según sea la evolución del paciente.

El hepatocarcinoma es el quinto tumor más frecuente y la primera causa de mortalidad en los pacientes con cirrosis, su incidencia va en aumento y se relaciona con la ingesta alcohólica, con las hepatitis B y C y con el hígado graso. 

El jefe del Servicio de Digestivo de la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan, Pedro González, ha indicado que, "en el pasado, los pacientes con este tipo de tumores en los estadios más precoces tenían que someterse a una cirugía, un proceso mucho más agresivo, o tenían que trasladarse a otros centros sanitarios para, en caso de no ser operados, tratarse mediante otras técnicas radiológicas".

En poco más de medio año, el Hospital Mancha Centro ha empleado este novedoso tratamiento en ocho pacientes con tumores hepáticos y los resultados obtenidos hasta la fecha "son muy buenos", ya que, en la mayoría de los casos, se ha logrado frenar la evolución de la enfermedad con una técnica que permite dar de alta al paciente a las 24 horas y mediante un procedimiento que se puede repetir, si es necesario, durante la vida del paciente.

Además, su aplicación podría extenderse a otro tipo de tumores primarios que tampoco sean susceptibles de cirugía.

También son manejados terapéuticamente por los profesionales del Servicio de Digestivo del Mancha Centro los hepatocarcinomas que, debido a su avanzado estado, no permiten tratamiento percutáneo local. 

Asumir íntegramente estos tratamientos mediante el uso de los medicamentos más novedosos y utilizando los protocolos de actuación más eficaces es algo que, según el doctor González, "redunda en una mejor atención sanitaria a nuestros pacientes".

Por ello, ha concluido : "estamos ofreciendo una buena calidad de vida a los pacientes que han desarrollado este tumor y lo presentan en cualquier fase de su evolución, de manera que ahora estos pacientes no tienen que desplazarse a otros hospitales de la región y se les garantiza en Alcázar el control total del proceso". 

Más información en vídeos 
Comentarios