sábado 25/9/21

El Museo del Quijote acoge la exposición 'Ciudad Real, tesoro oculto'

Hasta el próximo día 28 de agosto
El Museo del Quijote acoge la exposición 'Ciudad Real, tesoro oculto'
El Museo del Quijote acoge la exposición 'Ciudad Real, tesoro oculto'

El Museo del Quijote de Ciudad Real alberga desde este miércoles los trajes finales y todo el proceso creativo previo al desfile que tuvo lugar el pasado sábado, sobre la colección 'Ciudad Real. Tesoro oculto'.

Un trabajo realizado por las diseñadoras Montse Delgado y Elena Díaz, para crear una colección que reúne la esencia de la ciudad, tanto en su historia, su arquitectura como en sus fiestas, tradiciones o paisajes. La colección permanecerá en el museo hasta el próximo 28 de agosto, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

La alcaldesa de Ciudad Real, Eva María Masías, que no ha querido faltar a la inauguración de la exposición, por su gran implicación personal con el proyecto, manifestaba que estos diseños han sido concebidos desde el cariño y con un enorme tesón por parte de las dos diseñadoras, ya que se han tenido que enfrentar a un duro periodo de resistencia por culpa de la pandemia.

La primera edil añadía que los figurines recogen "el concepto de ciudad, de cultura, desde el origen, la tradición, desde el folclore, a través de unos ojos de diseñadora y de unas manos que elaboran patrones. Han concebido una ciudad y le han dado forma. Una historia de Ciudad Real con un pasado, presente y futuro".

El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Ciudad, Nacho Sánchez, incidía en lo importante que es poder contemplar un proceso creativo completo, que incluye fotografías, bocetos, elaboraciones de cómo se va trabajando el color o las implementaciones de vestuario.

Por último, una de las diseñadoras, Elena Díaz, resaltaba los conceptos de eclecticismo y libertad que aglutinan los veintiocho 'looks'.

La exposición permite ver el desarrollo de las ideas, desde los bocetos iniciales hasta otros más elaborados que van dando forma al producto final, junto a trabajos previos con tejidos que no son los definitivos, pero que permiten adivinar como funcionaran las estructuras de los modelos.

La diseñadora comparaba su creación con una escultura, ya que las diferentes prendas tienen un volumen y hay que revisarla desde todas las posiciones. Entre los motivos de inspiración para los vestidos finales se han cogido ideas de la batalla de Alarcos, la Carta Puebla, la Puerta de Toledo, los dragones del techo de la iglesia de Santiago o detalles del edificio del Ayuntamiento.

Comentarios