Miércoles 17.10.2018

Hallan 1,2 millones de huesos humanos en restauración Iglesia de la Asunción

Hallan 1,2 millones de huesos humanos en restauración Iglesia de la Asunción - Fotografía: La Tribuna
Hallan 1,2 millones de huesos humanos en restauración Iglesia de la Asunción - Fotografía: La Tribuna

Alrededor de 1,2 millones de restos óseos humanos, entre cráneos, huesos largos de piernas y brazos, pelvis y coxis, que podrían datar de entre los siglos XV y XVI, se han hallado hasta el momento en el marco de las obras de restauración de la Iglesia de la Asunción de Valdepeñas (Ciudad Real).

Así lo ha desvelado el equipo que está trabajando en la recuperación de los huesos, que calcula que pertenecen a unos 5.500-6.000 cuerpos, los cuales se encuentran en 120 sacas en la bóveda principal de la iglesia porque están siendo estudiados por dos doctorandos de la Universidad de Granada, que han analizado hasta la fecha 2.264 cráneos.

De éstos, 1.243 son de varones y 1.201 de mujeres, ha señalado el director de la intervención arqueológica, Julián Vélez.

Por lo que respecta a la edad, predominan los huesos de individuos adultos de entre 21-40 años y también hay muchos restos infantiles, lo que demuestra que había una gran mortalidad infantil en aquella época. 

Además, los estudios realizados han permitido observar que sufrieron diversas patologías, como afecciones axilodentarias y lesiones de traumatismos, lo que evidencia episodios de violencia interpersonal.

Aunque el estudio aún no se ha completado, la hipótesis que se baraja es que los cuerpos fueron extraídos de las tumbas del subsuelo de la iglesia cuando se realizaron labores de limpieza y fueron trasladados a la bóveda, que se convirtió en el osario del templo parroquial, según Vélez.

Los restos óseos no han sido sometidos a la prueba de Carbono 14, pero se presume que deben pertenecer a la época situada entre los siglos XV y finales del XVIII, que fue cuando se dejó de enterrar en las iglesias mediante la expedición de la primera Real Cédula de Carlos III, que ordenaba la construcción de cementerios al aire libre y fuera de las ciudades.

En concreto, el último enterramiento realizado en la Iglesia de la Asunción se produjo en el año 1819, ha precisado el equipo investigador, que ha detallado también que, además de los huesos, también se han hallado diversos objetos, como pulseras, teas y hasta una cabeza de jabalí.

Los restos óseos se descubrieron hace dos meses, cuando finalizó la primera fase de las obras de la iglesia, ha recordado la arquitecta que dirige las obras de restauración, Gloria Ciudad, quien ha explicado que cuando se inició la segunda fase de obras para reforzar la bóveda y limpieza del espacio bajo cubierta de la nave de San Lorenzo y la capilla penitencial, se detectó una gran cantidad de escombros acumulados.

La zona en la que se han hallado los huesos tiene 7 metros de largo, 1,60 de ancho y casi 13 metros de profundidad.

Los huesos volverán a su lugar de origen, el subsuelo de la iglesia de la Asunción, para lo que se construirá una cripta donde serán enterrados, ha señalado el arqueólogo, que no descarta que aparezcan más restos óseos durante las catas que se realizarán a finales de mayo en el suelo de la iglesia, ya que los templos eran utilizados en la antigüedad como cementerios.

Y, en este punto, ha añadido que "posiblemente parte de la Plaza de España esté llena de enterramientos".

Además de Vélez y Ciudad, el equipo que trabaja en la recuperación de los huesos está integrado por el arqueólogo Felipe Ciudad y los antropólogos Lydia Sánchez-Barba y Ángel Rubio. 

Más información en vídeos 
Comentarios