La Guardia Civil de Ciudad Real alcanza los índices de esclarecimiento más altos

La Guardia Civil de Ciudad Real alcanza los índices de esclarecimiento más altos
photo_camera La Guardia Civil de Ciudad Real alcanza los índices de esclarecimiento más altos

La Guardia Civil de Ciudad Real ha alcanzado en 2016 uno de los índices de esclarecimiento de delitos más altos de España, según ha señalado hoy el teniente coronel Humberto Urruchi en los actos de la patrona del cuerpo.

El acto, marcado por la lluvia, ha contado con la presencia de numerosas autoridades políticas y militares, entre ellas la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora; el presidente de la Diputación Provincial, José Manuel Caballero y la delegada de la Junta en Ciudad Real, María Teresa Olmedo.

El hombre que está al frente de los 1.300 efectivos que forman la Guardia Civil de Ciudad Real, ha asegurado que los efectivos de la Comandancia han incrementado hasta el 60 por ciento el índice de esclarecimiento de los delitos cometidos en la provincia al tiempo que sigue bajando la delincuencia y, en especial, los robos en el campo que han disminuido este año un 15 % con respecto al pasado.

Los robos en el campo, ha dicho Urruchi, no sólo han disminuido por el servicio preventivo que prestan los agentes sino que "ha influido mucho la implicación que han tenido los propios agricultores y ganaderos en el problema".

Ha citado algunas brillantes actuaciones de los guardias civiles de la provincia, como la que permitió localizar y auxilian a 8 menores magrebíes que habían sido abandonados en la N-IV después de haber sido introducidos en España de forma ilegal, salvar de un incendio en una vivienda a una mujer de 86 años o localizar y rescatar a una mujer que se había caído en un pozo.

De hecho, en lo que va de año los guardias civiles de la provincia de Ciudad Real han realizado más de 3.000 auxilios y rescates a ciudadanos.

Urruchi también se ha referido a la operación llevada a cabo este verano en Argamasilla de Calatrava, cuando los agentes acudieron a un domicilio para efectuar una detención y el presunto delincuente les recibió disparando contra ellos a muy corta distancia.

Gracias a su "excelente preparación, entrenamiento, disposición y profesionalidad", los agentes repelieron la agresión hiriendo al atacante en zonas no vitales, y lo hicieron mientras veían a menores corriendo por los pasillos mientras pasaban de una habitación a otra, algo que dificultó su intervención.

El comandante ha señalado que hoy debía ser un día de reflexión y agradecimiento y ha agradecido a todos los agentes su "profesionalidad, espíritu de sacrificio, abnegación, saber estar en las situaciones difíciles y dedicación".

La Guardia Civil de Ciudad Real alcanza los índices de esclarecimiento más altos

Comentarios