Acuerdo para demoler el Hospital de Alarcos y reordenar terrenos en Ciudad Real

- Escrivá avanza un cambio en la ley para agilizar la cesión de inmuebles sin uso de la Seguridad Social.

- García-Page valora la ley de Escrivá y critica que los ministerios "han hecho negocio al por mayor con suelo público".

- El lunes se firmará el convenio de actuación sobre 60 kilómetros de los caminos del Vicario de Ciudad Real.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha presidido la firma del protocolo para la reordenación del entorno del antiguo Hospital de ‘Nuestra Señora de Alarcos’ junto al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá
photo_camera El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha presidido la firma del protocolo para la reordenación del entorno del antiguo Hospital de ‘Nuestra Señora de Alarcos’ junto al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá

Este viernes ha tenido lugar la firma del protocolo que permitirá reordenar dos parcelas de Ciudad Real en el entorno del antiguo Hospital de 'Nuestra Señora de Alarcos'. De este modo, y gracias a la colaboración entre instituciones, el acuerdo permitirá la recuperación de este espacio para la ciudadanía a través de la creación de una zona verde y de uso deportivo y, al mismo tiempo, aportará un nuevo impulso a las infraestructuras sanitarias de la zona, con la proyección de un nuevo centro de salud.

La rúbrica, en la que han participado el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá; y la alcaldesa de Ciudad Real, Eva María Masías, hará realidad una de las acciones incluidas en el Plan de Modernización Ciudad Real 2025.

Esta cita, ha contado además con la presencia del consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina; el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz; el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero; el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero; y el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, entre otros.

El ministro ha señalado que la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), como titular de la finca, "va a colaborar para facilitar las actuaciones que se van a llevar a cabo para el desarrollo de una gran zona verde e instalaciones para la atención sanitaria". Para conseguir este objetivo, el protocolo recoge además la voluntad del Ayuntamiento de modificar el vigente Plan General de Ordenación Urbana, mientras que la Junta promoverá un centro sanitario para Ciudad Real.

García-Page se ha referido al edificio que ocupa el antiguo hospital, confesando tener cierta "emoción" por su derribo. "Tengo cierta emoción, parece mentira, que hablemos de tirar un edificio y encima nos emocionemos, aunque no es un edificio cualquiera, porque ha resuelto la vida de miles de familias y está en el corazón de mucha gente. Quizá el tiempo que nos ha costado hacerlo ha servido para evitar malos entendidos, añoranzas o melancolías improductivas".

Dicho esto, ha defendido que el derribo es la mejor opción posible, sobre todo para una infraestructura que se iba a convertir en "lumpen, en un problema para un barrio que iba a sufrir mayor degradación". "Otros no se hubieran preocupado por lo que pasa en ese barrio, pero nosotros sí. Eso es hacer ciudad, tener proyecto. No todas las ciudades en España ni todas las que conozco en la región tienen previsto que van a hacer".

"NO ERA FÁCIL IDEAR NI SUMAR"

"No era fácil idear ni sumar", ha admitido el presidente regional, que ha puesto en valor el ejercicio de entendimiento y coordinación institucional que se ha dado en el caso del viejo hospital de Alarcos, "no usual en la realidad política española".

El consejero de Hacienda ha explicado que este protocolo supone dar solución a una infraestructura en desuso desde 2005. "Lo que hacemos es visualizar la capacidad de tres administraciones para ponernos de acuerdo en los intereses que tenemos en esa zona".

Además, ha hecho hincapié en que cuando hayan terminado los trabajos en el entorno del antiguo hospital de Alarcos "tendremos una zona verde de usos múltiples; un nuevo pulmón verde para Ciudad Real. Y, al mismo tiempo, daremos un impulso a las infraestructuras sanitarias con la construcción de un centro de salud".

El presidente de la Diputación de Ciudad Real ha conferido especial importancia a este proyecto porque "va a suponer un cambio en Pío XII, de mejora de condiciones y también en relación con el valor residencial de las viviendas".

Y ha añadido que "tiene un trasfondo urbanístico y social muy importante para los vecinos y vecinas porque afecta a un barrio que necesita mejorar su entorno y su realidad".

Por su parte, Eva María Masías ha mostrado su satisfacción y el privilegio del acuerdo conseguido para "algo muy importante para la ciudad, porque en política debe ser hecho aquello que puede ser hecho y que beneficie a los ciudadanos, como en este caso con la demolición del antiguo hospital de Alarcos, que es fruto del diálogo entre el Gobierno de Castilla-La Mancha, la Tesorería General de la Seguridad Social y el Ayuntamiento de Ciudad Real".

Ha añadido que "el hospital, desde su inauguración el 13 de junio de 1966, aportó unos relevantes servicios durante medio siglo, pero la vida avanza en una ciudad en constante modernización, donde los espacios verdes deben ser cada día más habituales".

AGILIZAR LA CESIÓN DE INMUEBLES

Por otra parte, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha avanzado durante su intervención que su departamento, "con la máxima celeridad", va a poner en marcha una modificación de la Ley General de la Seguridad Social para que la transmisión o cesión de bienes inmuebles o suelo "sin uso" de la Seguridad Social a otras administraciones sea más rápida y se pueda hacer un mejor uso.

Según ha explicado Escrivá, la actual ley "dificulta" que los procesos de transmisión o cesión de bienes inmuebles o suelo a otras administraciones sean rápidos, poniendo como ejemplo lo ocurrido en Ciudad Real con el antiguo hospital de Alarcos, propiedad de la Tesorería General de la Seguridad Social, sin uso desde 2005-2006 y donde, tras un acuerdo con Gobierno regional y Ayuntamiento, se creará una zona verde y un centro de salud.

"Si la Comunidad y el Ayuntamiento nos piden que quieren hacer un proyecto" en un edificio de la Seguridad Social "hay que entender que eso tiene que ocurrir de la forma más breve posible", siempre y cuando la Seguridad Social no esté haciendo uso de ese patrimonio, ha comentado.

Así, el ministro ha agradecido la "perseverancia" del Gobierno de Castilla-La Mancha, la Diputación y el Ayuntamiento de Ciudad Real y ha asegurado que el acuerdo del hospital de Alarcos debería haber llegado antes. "Esto me ha servido para darme cuenta de que tenemos que hacer las cosas de otra forma en el futuro", ha dicho.

Del mismo modo, ha añadido que los fines de la Seguridad Social no tienen que ver "mucho" con una gestión de un patrimonio que "no usa", sino que esos fines "son enormes", citando lo ocurrido en la pandemia: "¿Qué no hubiera ocurrido si no hubiera estado la Seguridad Social?", se ha preguntado recordando los ERTE o la prestación de los autónomos. "Se hizo un enorme esfuerzo desde el Gobierno de España para proteger el tejido productivo y los salarios de tantos trabajadores, eso es lo que hace la Seguridad Social", ha destacado.

Dicho esto, ha aplaudido que España haya salido de la pandemia con un crecimiento del empleo y una actividad que "nadie esperaba". En el conjunto de España, hay casi un 4 por ciento más de trabajadores afiliados a la Seguridad Social que antes de la pandemia, lo que supone una cifra de 700.000 afiliados más.

En Castilla-La Mancha, aparte de este efecto general, ha recalcado, el empleo está creciendo un punto por encima de a nivel nacional. "No solo está creciendo en los ámbitos tradicionales, sino que en Castilla-La Mancha el sector de la informática y telecomunicaciones está creciendo el empleo al 8 por ciento".

Al hilo, Escrivá ha informado de que uno de cada cuatro castellanomanchegos tiene una prestación de la Seguridad Social. "Hay casi 400.000 pensionistas en Castilla-La Mancha", pensionistas que, según el ministro, con la ley que el Gobierno central ha sacado adelante tienen garantizado su poder adquisitivo.

En la región hay 20.000 pensionistas con pensiones no contributivas, es decir, las personas que tienen las pensiones más bajas. "No solamente tienen garantizado su poder adquisitivo, sino que desde el mes de julio y hasta final de este año tienen una subida adicional del 15 por ciento de sus pensiones no contributivas".

En Castilla-La Mancha también hay 60.000 beneficiarios ya del Ingreso Mínimo Vital. Todas estas cifras han llevado al ministro a asegurar que la acción protectora de la Seguridad Social impulsada por este Gobierno está permitiendo, como se hizo en la pandemia, "neutralizar" una situación compleja, en relación a la guerra de Ucrania.

GARCÍA-PAGE VALORA LA LEY DE ESCRIVÁ

Al respecto, el presidente de Castilla-La Mancha, que ha denunciado que la "mayor especulación" que se ha dado a veces en el país ha sido la ejecutada por "los ministerios, que con suelo público, cedido por los ayuntamientos y por los ciudadanos, han hecho negocio, a veces al por mayor", ha defendido que la modificación legislativa avanzada por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, es una "ley antiespeculación".

"Lo que ha dicho hoy el ministro es una cosa importante. Llevo muchos años en política y he visto administraciones públicas, ministerios que han especulado con el suelo. La mayor especulación y a veces influyendo en la burbuja inmobiliaria, la han llevado a cabo ministerio como el de Defensa, que han hecho con suelo público, cedido por los ayuntamientos, por los ciudadanos, negocio, a veces al por mayor", ha denunciado García-Page, que ha recordado el convenio que en su etapa como alcalde de Toledo firmó con Carme Chacón, ministra de Defensa, y que fue "de los primeros que estaban desprovistos de todo tipo de especulación".

"Si es suelo público y lo van a usar otras administraciones para uso público, no tiene por que haber negocio", ha insistido García-Page, que ha bromeado diciendo que lo anunciado este viernes por Escrivá se podría llamar "la ley Ciudad Real o la ley Alarcos".

Así las cosas, el titular del Ejecutivo castellanomanchego ha defendido que dicha norma "irá en contra de muchos técnicos de ministerios, que son endogámicos". "Nadie quiere soltar nada. Habéis terminado soltando el edifico --ha dicho en alusión al del hospital 'Nuestra Señora de Alarcos'-- por puro impulso político, porque si fuera por la maquinaria, nunca suelta nada".

Tras lamentar que últimamente "haya que estar siempre posicionado", y tras referirse a la actual alcaldesa de Ciudad Real, Eva María Masías, de Ciudadanos, ha dicho que "una cosa es predicar y otra dar trigo". "Y ahora resulta que los que menos creen, los más ateos, son los que más predican y menos trigo dan, incluso en el Gobierno", ha denunciado en alusión a Podemos.

En este marco, ha desvelado que muchas veces se pregunta "qué hubiera pasado en España de haber fraguado el intento de acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos". "Yo soy de los que sinceramente pienso que nos hubiera ido mucho mejor a todo el mundo", ha asegurado García-Page que ha puesto en valor el pacto de gobierno con Ciudadanos en Ciudad Real.

"Tengo que decir que pusimos en marcha una excepción, que ha funcionado y cuando ha llegado a las instituciones no se ha visto perjudicada por la deslealtad que muchas veces se produce con el sectarismo político. Nos hemos seguido entendiendo, gestionando los interés generales y eso, para mi, es más noticia que todo lo demás, porque realmente es lo difícil", ha subrayado.

Además, el presidente de Castilla-La Mancha ha alabado a la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, de la que ha dicho tener "buen concepto", hasta el punto de asegurar que no le importaría tenerla en filas socialistas, donde "lo tendría más fácil que con los suyos".

"No tengo nada en contra de ningún ministro, particularmente de la vicepresidenta, de Yolanda, tengo buen concepto, incluso no me importaría que estuviera con nosotros. Lo tendría más fácil que con los suyos", ha afirmado.

El presidente de Castilla-La Mancha ha tenido también palabras de reconocimiento para Escrivá, y es que, según García-Page, antes de que ocupase la cartera que ocupa, la viabilidad del sistema de pensiones estaba en duda, pues no se sabía si era sostenible y si se iba a poder siguiendo cobrar pensiones. "Hasta yo me lo pregunté. Pero hoy nadie se lo plantea, porque hay seguridad de fondo de que las pensiones se van a seguir cobrando, y encima revalorizadas. Solo nos acordamos de los problemas cuando están y no valoramos la estabilidad cuando se está produciendo en medio de un clima social difícil en España".

Dicho esto, el presidente regional también ha valorado la labor de "inmensa paciencia" que tanto el responsable de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, como la de Economía, Nadia Calviño, están desempeñando respecto a la legislación laboral.

"Para que haya salido acordada por sindicatos y empresarios ha tenido que haber trabajo de filtro, de seriedad, de sentido común en el que ha sido determinante el papel del ministro Escrivá y de la vicepresidenta Calviño. Y encima no lo podéis decir, os tenéis que callar. Pero yo, como a estas alturas he decidido decir lo que pienso, pues lo digo y, además, me quedo tan a gusto, porque es la verdad", ha concluido.

CAMINOS DEL VICARIO

Por último, y de otro lado, la alcaldesa de Ciudad Real ha anunciado que el próximo lunes, 19 de septiembre, se firmará el convenio de actuación sobre 60 kilómetros de los caminos del Vicario.

"Más de treinta años sin actuar sobre una problemática para muchos vecinos y ahora un año después de esa primera reunión, y el compromiso con el presidente de la Junta de Comunidades, un empeño personal, y con el apoyo extraordinario por parte del consejero y la delegada de agricultura y los servicios municipales, que han hecho un trabajo arduo, va a ser una realidad y subsanará esas deficiencias y carencias en lo más de 60 kilómetros de caminos que hemos registrado", ha dicho Masías.

Firma de protocolo para la reordenación del entorno del antiguo Hospital de ‘Nuestra Señora de Alarcos’

Comentarios