Junta forma a profesores de Educación Física en reanimación cardiopulmonar

Según José Caro, el objetivo de esta actividad formativa es incrementar la seguridad sanitaria en los centros educativos y propiciar una respuesta rápida y adecuada ante una situación de urgencia y emergencia sanitaria
El Gobierno de Castilla-La Mancha forma a profesores de Educación Física en reanimación cardiopulmonar
photo_camera El Gobierno de Castilla-La Mancha forma a profesores de Educación Física en reanimación cardiopulmonar

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha puesto en marcha en Ciudad Real un curso de formación, destinado al profesorado, en reanimación cardiopulmonar y en el uso del desfibrilador.

El colegio "Pérez Molina" de la capital manchega ha acogido esta semana el curso "Prorescue, programa de reanimación cardipulmonar en el centro educativo", que está dirigido a profesores de Educación Física de enseñanzas obligatorias de centros públicos y concertados.

El delegado provincial de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, José Caro, ha explicado este jueves, en un comunicado de prensa, que la intención del Gobierno de Castilla-La Mancha al impartir esta actividad formativa es incrementar la seguridad sanitaria en los centros educativos y propiciar una respuesta rápida y adecuada ante una situación de urgencia y emergencia sanitaria.

La muerte súbita de origen cardiaco representa el 12 % de todas las muertes naturales y es responsable de aproximadamente la mitad de todas las muertes de origen cardiovascular en los países desarrollados.

El adecuado conocimiento y aplicación de todos y cada uno de los eslabones de la cadena de supervivencia (alerta precoz, soporte vital básico precoz, soporte vital avanzado precoz y cuidados pos-resucitación) incrementan las posibilidades de tener éxito en una reanimación de un paciente en paro cardiaco.

Durante las sesiones, los 52 participantes inscritos han recibido formación e información sobre primeros auxilios, la resucitación cardiopulmonar (RCP) y el manejo del desfibrilador y han podido hacer prácticas con maniquíes de RCP.

Al finalizar las clases han obtenido la certificación para el uso del DESA (Desfibrilador semiautomático por personal no sanitario).

Comentarios